Las elecciones andaluzas,el día del Buen Ladrón

La parlamentaria andaluza Ángeles Isac, linarense y del PP, comenta en su perfil de FB que “el sr Griñan, ha convocado las elecciones andaluzas para el día 25 de marzo, onomástica de San Dimas. Acudir a votar en Andalucía el día que se celebra la festividad del buen ladrón, se las trae…”

Informa la wikipedia que en el Protoevangelio apócrifo de Santiago, José de Arimatea hace la siguiente declaración sobre el buen ladrón: ” Se dedicaba a saquear a la turba de los judíos; robó los libros de la ley en Jerusalén, dejó desnuda a la hija de Caifás, que era a la sazón sacerdotisa del santuario, y substrajo incluso el depósito secreto colocado por Salomón. Tales eran sus fechorías”. Luego, en la cruz, se arrepintió de sus pecados, Jesús lo perdonó y le dijo aquello de “te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso“. Antes, San Dimas, al verse cruficicado, le había dicho al mal ladrón, que andaba regruñendo: “Lo nuestro es justo, pues recibimos la paga de nuestros delitos”

Políticos en Twitter: sin coche oficial ni guardaespaldas

El cronista político de IDEAL José M. Liébana estaba acabando de escribir una pieza para la web ayer por la tarde, anunciando el nombramiento de Catalina García como cabeza de lista del PP para listas al Parlamento andaluz por Jaén, cuando el presidente provincial del partido, José Enrique Fernández de Moya, dio la noticia en Twitter. Creo yo que es la primera vez que algo así ocurre en Jaén: que los nombramientos se anuncien en redes sociales. El PP ya tenía convocada una rueda de prensa para esta tarde con Catalina y JEFM para hablar de “asuntos de actualidad política”. Pero la noticia se dio en Twitter.
El primero en Andalucía para dar noticias políticas en las redes sociales fue Manolo Recio, consejero de Empleo. Él lo vendió como gesto de modernidad, aunque lo pusieron tupido. Muchos del PP, por cierto. No los veré criticar ahora a su líder jaenita, uno y trino (presidente provincial, alcalde y senador del Reino). A Fernández de Moya, como les ocurre a muchos políticos, les sucede en Twitter que igual que reciben alabanzas también les dan palillazos. Gajes del oficio, entiendo.

Por cierto que el consejero Recio me tiene desconcertado. Lo veo agresivo en Twitter al hombre. Un ultra, vamos. Me cuento entre la legión de seguidores que tiene en su twitter personal, que por muy personal que sea no deja de ser la de un consejero de la Junta de Andalucía. Entendía que impulsos como el suyo daban aire fresco a la política, y me gustó su apuesta por las tecnologías y las redes. Pero desde principio de año me está llamando la atención el tono y los mensajes que lanza. Me tomé la molestia incluso de chequearle la cuenta @RecioManolo: en los tres primeros días del año lanzó unos 130 mensajes a través de Twitter. De ellos menos de veinte eran de tipo personal, para felicitar el año y cosas similares. Los 110 restantes eran críticas a Rajoy y a sus primeras medidas de Gobierno (bien directas o bien rebotando críticas de otros usuarios). No había ningún mensaje sobre su gestión, ni depués ha hecho comentarios sobre noticias que han aparecido sobre su consejería (con la que está cayendo sobre los ERE) o sobre los datos del paro en Andalucía. En su cuenta personal, Recio habla de Rajoy y Arenas. Y mal, por supuesto. Últimamente anda el hombre preocupado por encontrar una canción que le venga bien a Arenas.
Lo mismo hace en su blog. ‘Thatcher no era maricomplejines, ¿Y Arenas?’, ‘Aguirre y Cospedal fulminan los servicios públicos, Andalucía los potencia’, ‘Rajoy no existe’ o ‘Rajoy gobierna pero no manda’ son los títulos de sus últimas entradas. Como se ve, todas muestran preocupación por el millón de parados andaluces. A algún internauta le ha llamado la atención este asunto. “Has visto las cifras del paro?. Menos twitter, menos spotify, menos cine y más acabar con los escándalos y con el paro”, le suelta @asotelo, entre otros estacazos que recibe. Es lo que le pasa a los políticos cuando transitan por las redes sociales en tono agresivo. Te puede pasar lo mismo que cuando vas por la calle sin coche oficial ni guardaespaldas, y vacilando. Que cualquiera te para y te canta las cuarenta.

Todos calvos contra los ERE

La consejera de la Presidencia de la Junta, Mar Moreno, asegura que el Gobierno andaluz “quiere que se le caiga el pelo a todo el que se haya podido aprovechar del dinero público“. No está fina Mar Moreno cuando tira de dichos populares. Hace unos días, con lo que “no quitaba un gramo de gravedad” a las fiestas del ex chófer Trujillo y su compadre Guerrero,  los de la coca. Y ahora, con lo de que se les caiga el pelo.

El del chófer que atropelló al PSOE es el segundo caso en mes y medio en los que investigaciones de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Policía de Jaén se cruzan con subvenciones de la Junta. En noviembre pasado la UDEV hizo pública una investigación contra el fraude fiscal (una trama de empresas que vendían y compraban facturas falsas de IVA, para eludir así el pago de impuestos). Justo entonces, la Junta hizo pública una subvención millonaria (más de mil millones de las antiguas pesetas) concedida a una empresa por un proyecto en la provincia de Jaén. Resulta ser una de las empresas implicadas en la trama de facturas falsas de IVA, con al menos un directivo detenido por supuestos manejos al margen de la Ley, y con facturas sospechosas por importe aproximado de unos 200.000 euros de las que va tener que responder ante la Justicia. Más aún: días después la Junta declaró “de interés estratégico” proyectos de esta empresa. Para que luego digan que no están avisados en la Junta sobre los socios que tienen. Que luego no les tengan que echar mal de ojo, y a nadie se le tenga que caer el pelo.

El ocaso del régimen no deja de deparar sorpresas. En vez de ejercer acciones civiles y penales contra los corruptos -que es lo que mínimo que deben hacer los gobiernos cuando constatan que se han cachondeado de ellos y han permitido el saqueo de los dineros públicos-, en vez de trabajar para que devolviesen los millones robados antes de que el caso estuviera en los periódicos, en vez de asumir responsabilidades, lo que hacen es echarles el mal de ojo, a ver si se quedan calvos. Que les escupa una salamanquesa, podría haber dicho Mar Moreno. Hombre, algo es algo. Aunque no esté en los reglamentos ni en el estatuto de autonomía. Menos es nada. Aunque suene a broma.

Y encima, el chófer dio un pelotazo

El ex chófer Juan Francisco Trujillo es hoy un hombre que no anda muy sobrado de dinero. Él mismo se lo dijo a la Policía, cuando admitió que cada vez que veía últimamente a Guerrero por la calle (ya no quedan, ya no son colegas) le pegaba un sablazo de cien euros. Pero hubo un tiempo en el que él manejaba. No sólo por las subvenciones. También dio un pelotazo: ganó 150.000 con la compra venta de una finca en la Sierra de Andújar.

La finca la compró con una de las subvenciones que le dio Guerrero. Según la documentación que consta en el procedimiento, le costó 62.000 euros. A los dos años la vendió por 210.000. Ahí es nada. Buen golpe. Es el único negocio que le salió bien, según parece. Con la subvención también compró un piso en Sevilla, que perdió al poco tiempo en un embargo.

Se estima que Trujillo cobró ilegalmente casi un millón y medio de euros en sus años con Trujillo. Tres subvenciones de 450.000 euros más la prejubilación de su madre, al menos otros 125.000 más que según admite cobró él mismo. Creó empresas e intentó camuflar su pista con testaferros, tal y como se desprende en la investigación de la sociedad que se creó para cobrar la subvención de una granja de pollos en los Llanos del Sotillo. La Unidad de Delinciencia Especializada y Violenta de la Policía Nacional de Jaén ya lo tenía todo atado y bien atado cuando fueron a verlo a Andújar el 15 de diciembre pasado. Ni lo detuvieron. Le imputaron los delitos de fraude, y con un mandamiento judicial registraron su casa. Cuando le tomaron declaración ratificó punto por punto lo que los agentes ya sabían por los papeles que habían recopilado contra él desde principios de noviembre, cuando les dieron el soplo de que la persona a la que la Agencia Tributaria tenía imputado por delitos de fraude fiscal estaba en algo gordo. Luego soltó lo de la coca. A efectos penales es lo menos relevante. La clave es que admite que se llevó el dinero y que lo entregaba a Guerrero.

Con estos datos, la UDEV de Jaén estaba en condiciones de pedir un mandamiento para detener a Guerrero. Y había ganas de tirar de la madeja: ¿quien transfería el dinero para esas solicitudes de subvenciones desde el IFA? Un juzgado de Andújar intentó enterarse. Pidió a la Junta dos veces la documentación. Los expedientes de subvención de las empresas de Trujillo. Aún está esperando respuesta. No le han mandado ni un papel. Los muy colaboradores. Pero en estas llegó Alaya. La jueza a la que no le gusta el azul-madero. La que prefiere el verde-pikoleto. En un escrito, la jueza exigió a la Policía de Jaén que se abstuviese de seguir investigando, so pena de incurrir en delito de desobediencia. Y el juzgado de Andújar se ha inhibido a su favor. Hasta aquí hemos llegado.

¿Es creíble lo que ha dicho Trujillo? Lo que le contó a la Policía lo ha ratificado luego en declaraciones a dos juzgados distintos. Así que por lo menos parece que está dispuesto a llegar hasta el final. con su versión. Aunque el móvil de la venganza (él mismo admite en su declaración que lo han puteado) puede que le haga ver las cosas con alguna distorsión. Ahora, que no sólo habla de juergas y lujos con Guerrero. Que las ayudas se las dieron en 2004 y aquí la Junta oficialente ni se ha enterado de que le tomaron el pelo y todavía no le ha dicho que las devuelva, aunque no hay casas rurales, ni granja de pollos ni negocio de carpintería. Y encima dio un pelotazo el tío. Qué figura.

Los pollos y las casas: todo por la napia

A Mar Moreno, antes María del Mar Moreno, le toca bailar con la más fea. Para eso es la portavoz. La más fea hoy era la escandalera de Guerrero, su ex chófer y la coca que el segundo dice que se metió con el primero, subvencionada por el fondo de reptiles. Lapsus de Mar Moreno, que dice que la Junta no quita “ni un gramo de gravedad” al asunto de Guerrero. Dado que se está hablando de que se metieron por la napia una granja de pollos, unas casas rurales y no se qué cosas más, (hasta millón y medio de euros, según el chófer, lo que parece farol pues hubieran reventado los dos como el largarto de la Malena pero de puro enfarlopados) lo de “ni un gramo” no es la expresión más acertada. Si además hubiera dicho ‘qué narices tienen estos tíos’, hubieramos sabido que Mar Moreno estaba de cachondeo. Pero por la cara qué tenía Mar Moreno, más bien intuimos que fue un lapsus.

Al ex chófer Trujillo, vecino de Llanos del Sotillo, lo fichó para el Ayuntamiento de Andújar Ángel Menéndez. Cuando éste se fue a la delegación de Hacienda, se llevó con él al conductor. Ahí entró en la Junta. Los periodistas veteranos recuerdan que tuvieron un accidente en sus idas y venidas. Luego sería el chófer del director general de Empleo, Guerrero. El de los ERE hasta hace un par de días. Ahora. el de la coca. Así te cambia la vida con un par de titulares.

El ABC dice que en el pueblo, en sus años buenos, cuando además de chófer se metió a empresario de empresas fantasmas subvencionadas con casi millón y medio de euros, a Trujillo le decían ‘el ministro’. Ahora asegura (a la Policía) que lo han puteado, que por eso habla. Buen hijo, prejubiló a su madre en la malagueña Hitemasa (donde también tenían póliza sin haber pisado nunca por allí Lanzas, su esposa, Braña que en paz descanse y otros) con una póliza de 125.000 euros, según publican hoy varios medios. Su jefe Guerrero, más rarito, prejubiló a su suegra, lo que también tiene retranca.

El caso de la granja de pollos, las casas rurales de la Sierra de Andújar y el millón y medio de euros en coca para pasar las tardes vuelven a poner de manifesto el descontrol con las subvenciones que da la Consejería de Empleo. El pasado mes de febrero la Fiscalía de Jaén informó de que se habían detectado 556 infracciones administrativas sobre ayudas para el empleo entre 2006 y 2008. El peor año fue 2007 con 214 expedientes. En total hubo 762 contrataciones que no se produjeron en los términos que exige la normativa para cobrar la subvención, o bien los beneficiarios de los contratos fueron despedidos antes del plazo en que estaban obligados a seguir trabajando. La Unión Europea desembolsó por estas contrataciones que no fueron tales en Jaén 2.234.384,70 euros. En Andalucía el fraude detectado se dio en 5.870 empresas y en algo más de 7.000 empleos, por un importe total de más de 23 millones de euros. Había poquísimos casos en los que se pudiera hablar de delito (solo uno en Jaén). Pero la sensación de descontrol e impunidad es evidente.

La jueza Alaya, los ERE y Jaén (IX): Llamad al chófer. Chanel, cocaína y Don Peringnon

Al chófer de Guerrero, el de los ERE, le echó mano la Policía en Andújar. Lo cazó la Unidad contra la Delicuencia Especializada y Violenta de la Policía Judicial de Jaén. A principios de noviembre, la UDEV de Jaén recibió un soplo sobre las actividades de este individuo (anteiormente investigado por fraude fiscal). Se le investigó, se le hizo un registro, se le detuvo por supuestos delitos de fraude en el cobro de subvenciones (también le encontraron un arma cuyo origen se investiga) y se le tomó declaración. Entonces fue cuando soltó la bomba: que él y Guerrero se pulieron miles de euros en fiestas y coca, y en artículos de lujo. Los 900.000 euros en subvenciones, supuestamente, no se destinaron al fin previsto. Unas casas rurales en Andújar y otro negocio. En su declaración a la Policía, el chófer dice que el dinero le llegó en apenas un mes desde que lo pidió. Y a vivir.
La Policía puso al detenido a disposición del juzgado de Andújar, al que trasladó las diligencias practicadas. También se informó a la Subdelegación del Gobierno en Jaén, y el juez de Andújar dio conocimiento al juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, el de la jueza Alaya, por su fuera de su interés. El Cuerpo Nacional de Policía ya no trabaja en la causa de los ERE. Empezó el trabajo cuando estalló el caso, pero Alaya consideró que no lo hacían con la diligencia necesaria, y los apartó del caso. Se puso en manos de la Guardia Civil. Se ve que no conocía a la UDEV de Jaén. De hecho, además de reclamar la causa para ella, Alaya ha pedido a los policías de Jaén que se abstengan de seguir investigando. Que ya lo harán los beneméritos.
¿Por qué trasciende ahora un asunto cocido en diciembre pasado? La jueza Alaya ha pedido al juzgado de Andújar que se inhiba y le pase la causa. Así que el sigilo y el celo que pusieron las autoridades en Jaén para que el asunto no trascendiese (por mucho menos de un fraude de casi un millón de euros se hacen notas de prensa, y no me consta ningún secreto de sumario aunque por la naturaleza del tema se pueden declarar reservadas) se ha ido al garete. Y el caso del chófer que compraba cocaína con el dinero de subvenciones pasará a incorporarse a la macrocausa que instruye Alaya. El chofer vive en Llanos del Sotillo. Está parado. Lo echaron de la Junta en 2009. Y tiene una seria adicción a la cocaína, me cuentan. En ABC indican que en sus buenos tiempos lo llamaban ‘el ministro’. ¿Por qué habla? Seguramente por venganza. Porque lo dejaron tirado.
La pena es que cada vez que la escandalera de los ERE salpica, Jaén sale pringada. O de mierda o de coca. Pero pringada.

La escalera endiablada de la calle Nueva

Que llamen al obispo. Urgente. Que acuda el deán con el iPad de bendecir. La escalera de la calle Nueva baja. Cosa del maligno, sin duda. La escalera necesita un exorcismo.

La escalera de la calle Nueva fue un invento de los tiempos oscuros. Del rojerío, de la molicie, del que me den. Paco Marín, un fenómeno, embolicó a la Peñalver y se llevó una escalera mecánica para su calle. La más coqueta de Jaén, que nadie lo dude. Luego la Peñalver lo embolicó a él y lo metió en las listas, y  salió trasquilado, que es lo que le suele pasar a la gente normal cuando trata con políticos. Los de los tiempos oscuros y el rojerío pusieron la escalera para bajar, fenómeno que causó no poco asombro, y que se interpretó como signo de rebeldía contra las leyes de la lógica. Hasta que llegó José Enrique, que decidió que una escalera mecánica española, austera hasta lo espartano, cristiana y de buena familia debe subir. No sólo cambió el sentido de la marcha de la escalera, sino que hizo de ello un acontecimiento público. (En la foto, ‘viaje inaugural en una escalera mecánica del alcalde’, de Francis J. Cano)
 

Pero hete aquí que una tarde víspera de Reyes, en el nuevo Jaén-Esparta donde las escaleras suben, la de la calle Nueva se puso a bajar, entre muestras de espanto y temor del gentío, que temió que fuese un presagio de los cielos, un anuncio de la resurrección de los defenestrados, una artimaña publicitaria de mal gusto o vaya usted a saber. Hasta llamaron al periódico, mire usted. Tiene que ser algo muy gordo para que la gente llame al periódico. Y ayer por la tarde llamaron. Una escalera endiablada, ni más ni menos. Ahí dejo el vídeo de Manuel Béjar, para los que tienen que ver y tocar para creer.

La llave de la escalera la tienen en Los Pitufos y en la Gamba de Oro. Los primeros que abren en la calle Nueva y los últimos que se van, con permiso del Akelarre donde se lían pardas las madrugadas. Los comerciantes y vecinos están muy contentos con su escalera, salvo porque los gamberros han aprendido cómo hacer que salte una alarma que aúlla por las noches como un lobo en celo, y a darle al stop y pararla. Debió de ser para arrancarla tras una de esas paradas cuando alguien se equivocó, y en vez de darle a derechas, que es para que suba como Dios manda, le dio a izquierdas, para que baje a los infiernos de los tiempos oscuros y el rojerío. Se ve que las carga el diablo. Por eso, que llamen al exorcista. Urgente.

Más papistas que el Papa

 Con que la está cayendo, hay quien se empeña en ver el mundo por un agujerito muy pequeño. El problema es que se lo creen de verdad. Les va el sueldo en ello. Pero hay declaraciones que dejan en evidencia que convivimos que personas que no tienen los pies en el suelo. O no quieren tenerlos. Viene al caso por unas declaraciones sobre el paro del secretario de Política de Empleo del PSOE-A, Ángel Gallego, quien ha destacado que el descenso del paro en diciembre en 13.325 personas en Andalucía (dos tercios son de Jaén y el resto de Granada y Córdoba, provincias olivereras) rompe una tendencia de cuatro meses seguidos de incremento. En un comunicado, Gallego ha sostenido que estos datos son un «acicate más para seguir aplicando las políticas de empleo que desarrolla la Junta». Así, Gallego ha expresado que estos datos ponen de manifiesto una ruptura de tendencia y “demuestran los resultados de las políticas de empleo puestas en marcha por la Junta de Andalucía”. “No se pueden echar las campanas al vuelo, pero hay que reconocer que, después de cuatro meses seguidos de incremento del paro, el hecho de que se rompa esta tendencia es bueno”, ha señalado el socialista. No obstante, ha incidido en que “hay que seguir trabajando, como está haciendo la Junta de Andalucía, y no levantar el pie del acelerador en la lucha contra el paro”.

De este modo, desde el PSOE-A han manifestado que la creación de empleo sigue siendo su “objetivo principal”, contraponiendo las políticas para la “reactivación económica en sectores estratégicos” que lleva a cabo la Junta de Andalucía frente a las adoptadas por el nuevo Gobierno de España, “con drásticos recortes en inversiones productivas que alejan la salida de la crisis”.

Se le ha ido la mano. Dos pueblos. Ell consejero de Empleo, Manuel Recio, ha hecho un ejercicio de cordura y ha admitido que la evolución del desempleo en Andalucía ha sido negativa en 2011, con 65.153 parados más que en 2009, y ha fiado las posibilidades de creación de empleo a la segunda parte de 2012 si se restablece el flujo del crédito y se reactiva la demanda interna.

 

Más lejos aún ha ido el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, que en su visita de hoy a Jaén ha afirmado que el descenso del paro «sirve como consolación, pero poca consolación» ante el dato «absolutamente obvio» por el que el paro sigue siendo el «principal problema» de la región. Y ha señalado que la reducción del paro es un “dato estacional”.

Lo curioso del caso es que Álvarez andaba por ahí disparateando cuando ya habían hablado Recio y Griñán. O sea, que cuando ya sus jefes habían dejado claro lo del tema estacional, él seguía erre que erre, poniéndose medallas. Habrá que preguntarle cuando salgan los datos de enero y febrero. Por lo pronto, ha querido ser más papista que el Papa.

La jueza Alaya, los ERE y Jaén (VIII). ¿Colaborar con la Justicia? ¿Nosotros? Siempre

El año 2011 en Andalucía será recordado en buena medida como el año del escándalo de los ERE. Una trama con epicentro en Sevilla, pero con una rama jienense. Desde el mes de febrero, en IDEAL hemos publicado informaciones para dar a conocer esta parte de la trama. En estos últimos días del año, aprovecho el blog para recordar en una serie la aportación de IDEAL al conocimiento público del asunto, con una selección de las informaciones más relevantes

Publicado en IDEAL el 17 de febrero de 2011. Ese mismo día, en un debate en el parlamento andaluz, Arenas esgrimió la portada de IDEAL contra Griñán. Curiosamente, el portavoz del PSOE en el parlamento andaluz, Mario Jiménez, desveló después quién es el intruso sospechoso en esta empresa. Y resulta ser un ex del PP de La Carolina, Ramón Polo, que a su vez colgo en internet todos sus datos para demostrar que su prejubilación fue legal.

La Junta le negó nueve veces a un juez la lista de prejubilados de Syre, hoy bajo sospecha por ERE fraudulentos

Durante cuatro años un magistrado intentó en vano saber quién se había prejubilado en la firma de Vilches y en qué condiciones

::JAÉN. Transparencia y colaboración a ultranza con la Justicia. Son argumentos que desde hace varias semanas repiten consejeros y delegados provinciales de la Junta de Andalucía cuando se les pregunta por las falsas prejubilaciones y los ERE fraudulentos. Caiga quien caiga. Todos los documentos relativos a los procesos bajo sospecha han sido puestos en manos de la Justicia, insisten. En la provincia de Jaén, hay supuestas irregularidades que se investigan judicialmente en las regulaciones de empleo y prejubilaciones de Azucareras Reunidas de Jaén, Coosur, SOS Cuétara y Cerámicas Syre, de entre 36 empresas investigadas por la Justicia. En el caso de Cerámicas Syre, de Vilches, no siempre ha resplandecido esa transparencia y colaboración entre Junta de Andalucía y Justicia. La Consejería de Empleo de la administración andaluza ignoró durante cuatro años hasta nueve requerimientos judiciales de un magistrado de Jaén que le pedía el listado de prejubilados de Syre y en qué condiciones habían salido, según documentos a los que ha tenido acceso IDEAL
Cerámicas Syre (y su heredera Gres Vilches, cooperativa formada por los trabajadores a partir de 2006) llegó a contar con más de medio centenar de trabajadores. Hasta el cese de su actividad industrial sufrió hasta siete expedientes de regulación de empleo, ERE, y un proceso de prejubilaciones de trabajadores que comenzó en 2004 -y que continuó hasta 2009- ahora bajo sospecha.
El 20 de abril de 2006, uno de los ex trabajadores que no había quedado conforme con las condiciones de su salida, demandó a la empresa en la juridisdicción laboral. El asunto recayó en el Juzgado de lo Social número 3 de Jaén de Jaén, que preside el magistrado Ricardo de Villegas y Méndez-Vigo. Durante cuatro años justos, del 26 de abril de 2006 hasta el 26 de abril de 2010, el magistrado intentó averiguar cuántos trabajadores se habían prejubilado en Syre y en qué condiciones. En vano. Hay constancia de al menos nueve requerimientos judiciales ignorados por Empleo.
Archivo
El 26 de abril del año pasado, el juez dictó una célula de notificación en la que «dado que no habido manifestación alguna a las múltiples diligencias llevadas a cabo por este juzgado» ante Empleo, acaba por archivar la causa. En esos cuatro años intentando que Empleo facilitase datos, el juez se pregunta incluso si acaso es que sus escritos «hubieran sufrido extravío». Se logró contactar con la delegación provincial de Empleo, que remitió al magistrado a la Consejería en Sevilla. En 2009, dado que sus escritos no tenían respuesta, el juez ordenó contrastar la dirección de Empleo en los sistemas informáticos judiciales, y siguió enviándole requerimientos. Hasta que en 2010 ordenó el archivo. Y en todo este tiempo no consiguió que la Junta de Andalucía le enviase un sólo papel relativo a las prejubilaciones de Cerámicas Syre.
Fuentes consultadas en Vilches han indicado que las prejubilaciones pudieron ser una quincena o más. Se hicieron a través de la mutua Vitalia. Un nombre que aparece también en otros procesos que están investigando ahora, entre ellos el de Mercasevilla, que destapó el escándalo. Los dos últimos prejubilados salieron en abril de 2009 al cumplir los 52 años. «Nosotros nunca vimos la lista de prejubilados. Conocemos a todos los compañeros que estaban en la fábrica y salieron como nosotros. Pero estos días hemos visto en la prensa que se investiga lo que pasó en la empresa, si colaron a alguno que no debía estar. Estos días lo hemos hablado entre nosotros. No lo sabemos porque no hemos visto la lista», dice uno de los prejubilados.