Estrella

Estrella llamó a IDEAL una tarde de 2004. Acababan de estrenar ‘Mar Adentro’, la película de Amenábar. Una historia que la angustiaba. Ella cuidaba desde hacía cuatro años a Juan Pedro, su hijo, tetrapléjico por un accidente de tráfico. Y había apostado por remar, remar sin descanso, contra viento y marea, hasta el último aliento. Para asegurarse de que Juan Pedro estuviese bien atendido contaban con una indemnización de 300.000 euros por el accidente.

No volví a saber de Estrella en cinco años. Me llamó otra vez en febrero de 2009. Estaban pasando apuros económicos. El dinero lo tenían atrapado en una maraña de líos bancarios. Ella tenía una paga de 328 euros por la ley de Dependencia. La Seguridad Social le escatimaba hasta los pañales para su hijo. A los pocos meses, apareció otra vez por el periódico. Su dinero se había esfumado. Querían pagar un tratamiento con células madre y se encontraron con que la cuenta estaba vacía. El banco lo habían invertido en fondos tóxicos, afectados por la mayor estafa financiera de la historia, la de Bernard Madoff. Así que ya no había nada. Papeles y títulos casi sin valor. Y ellos no tenían dinero ni para la compra diaria.
Ayer Estrella entró a la central en Jaén del Banco del Santander. Se sentó frente al mostrador. Pidió hablar con algún responsable. Con alguien que le pudiese dar soluciones. Los del banco llamaron a la policía. Cuando Estrella sacó las tijeras la sucursal estaba ya llena de agentes. “Tenéis ya las manos manchadas con la sangre de mi hijo, ahora la tendréis también con la mía”, dijo. Y se clavó las tijeras.
 
En la foto de Francis J. Cano, Estrella Cerezuela con su hijo Juan Pedro en 2004

Aquí os dejo mi colaboración de cada martes en Cope Jaén con este texto, que puedes escuchar aquí

 
 

Rafael Domingo, intendente

Rafael Domingo, de 47 años, lleva media vida en el cuerpo. Comenzó regulando el tráfico en los cruces y desde 2006 es inspector responsable de la Unidad Operativa (120 agentes en la calle a sus órdenes). Es el único candidato a ocupar el puesto de intendente de la Policía Local de Jaén. El 5 de diciembre se reúne el tribunal que debe fijar el examen para adjudicar la plaza. Se marcha Alfonso Martínez Carrillo, intendente mayor jefe los últimos 26 años (salvo un paréntesis en el mandato de Alfonso Sánchez y la concejala Pepa Lombarda). Que nadie busque intrigas ni fantasmas en esta decisión. Solo hay una necesidad personal de cambio de aires de un profesional que ha aguantado muchos años a muchos concejales, cada uno de su padre y de su madre, y que ha soportado la responsabilidad de los follones de tráfico de Jaén. Actualmente la Policía Local de Jaén ya tiene a un intendente, segundo en el escalafón tras el intendente mayor jefe. Es Manuel Sánchez. En breve habrá otra persona con la misma graduación, Rafael Domingo. A igualdad en el escalafón, el gobierno municipal de turno puede elegir al que considere idóneo para el puesto de jefe. Se da por hecho que será Domingo. Media vida de municipal da para mucho, aunque hay algunos servicios que el futuro intendente Domingo no olvida: la detención de dos delincuentes muy peligrosos que iban pistola en mano por el Paseo de la Estación, la coordinación de toda la operación de las inundaciones de la noche del 15 de agosto de 1996 en los puentes o la evacuación de los heridos en Terror en Yucatán la feria San Lucas de 2003. En 2004 , con motivo de una condecoración, declaró: «Estamos para todo. Aunque en nuestro ámbito de competencias el tráfico es de las más importantes. Muchos no lo entienden. Al ser el que pone las denuncias y el que tiene más roce directo con el ciudadano puede haber altercados, aunque en general el trato es exquisito con la gente de orden. No con los chorizos ni con los ‘chulillos’ al volante».

Retrato de los ERE

El  presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, calificó días atrás como “un fiasco” el resultado de la comisión de investigación parlamentaria sobre los ERE. Hay clamor al respecto. Los analistas se devanan los sesos: Tanto pa’ ná, cucha tú que comisión, vaya una mierda y cosas así. Discrepo. De fiasco nada. Ha sido la comisión de investigación más reveladora de todos los tiempos: se señaló inicialmente en agosto para taparla (luego no pudo ser y quedó para septiembre), se pasó por la censura el informe de la Cámaras de Cuentas para salvar a Griñán (tiene cojones, que se escapa por los pelos y de fullería y encima va diciendo que ha sido un fiasco), se citó a declarar a la junta directiva de la asociación de amnésicos y al final se intenta echar la culpa al camello que le daba a Guerrero la coca, al camarero que le echaba los gin tonics y al interventor que alertó tropecientas veces que aquello apestaba.

¿Y que todavía haya gente diciendo que fue un fiasco? Hombre, investigar no se ha investigado mucho, para qué negarlo. Pero relevadora, por un tubo. Más de uno y más de dos han quedado retratados perfectamente. Y muy guapos no han salido, digo yo.