Cisma entre jueces y fiscales

image

 

La fiscal Gracia Rodríguez Velasco ha recibido una merecida Cruz de San Raimundo en medio de una tormenta sin precedentes en Jaén: nada menos que un cisma entre jueces y fiscales. Los magistrados de Jaén, en bloque, no han asistido al acto. Estuvieron presentes la presidenta de la Audiencia, Elena Erias Salgado (sentada en presidencia pero que renunció a tomar la palabra y hasta a aplaudir) y el juez decano, José María Cañada Clé, ambos representantes institucionales. Pero el gesto de los jueces no tiene precedentes. Todo a causa de la absolución en la Sección Segunda de la Audiencia de un maltratador condenado que quebrantó una orden de alejamiento ya que su mujer y víctima lo recogió de la calle, porque el hombre, anciano y enfermo, no tenía donde ir. La Fiscal criticó con dureza y públicamente esta sentencia. Los magistrados que dictaron el polémico fallo se sintieron injuriados y lo dijeron también públicamente en un comunicado. Hasta ahí, una discrepancia fuerte pero entiendo yo que reconducible. Roces propios del oficio de tener que juzgar la vida y de hacerlo con pasión y firmeza, como creo que hacen todos los profesionales involucrados en este asunto. Todos personas de prestigio que tendrían que haber sabido superar la situación de otra manera. Pero no lo hicieron. Luego todo se ha salido de madre. Lo ha dicho muy claro el Fiscal Jefe de Jaén, Carlos Rueda: “Ni Gracia Rodríguez ni la Fiscalía de Jaén se merecen este desplante”.

Al margen de la sentencia, hemos asistido al disparate generalizado hasta llegar al acto de hoy: medios que quieren darle patadas al PP en el culo de un juez de la asociación conservadora APM (el hecho de que el ponente de la sentencia sea Pío Aguirre, hasta hace meses vocal del CGPJ, lo agiganta todo); romería de políticos, entre ellos el consejero de Justicia, que confiesa que no ha leído la sentencia, pero que opina que puede ser contraria a derecho; la alcaldesa, que no consta que moviese un músculo mientras el hombre vagaba  por las calles sin tener a  donde ir y que nada dijo pese a que se estaba quebrantando un alejamiento de forma pública y notoria en su pueblo, opina que el hombre podría ir a la residencia local; el propio maltratador se fotografía con su víctima a pesar de que hay una orden de alejamiento en vigor hasta el mes de abril (lo que debe dar lugar a apertura de diligencias, porque hasta abril no puede acercarse a ella).

Me consta que muchos hubieran querido estar con Gracia, en un acto  que ha salido sentido, cariñoso, elegante y muy sincero y emotivo. A altura de la categoría de la homenajeada, que es mucha. Unas sensaciones compartidas en bloque, salvo por jueces a título individual, en todo el mundo de la Justicia en Jaén. En fin, veamos si en unos días, cuando le toque a Pío Aguirre recibir una ‘raimunda’ (caprichos del destino, le toca el 4 de abril) todo el mundo está a la altura y se cierra el cisma.

El charco del fraude del paro

El subdelegado Juan Lillo ha pisado el charco del fraude de los parados. Lillo ha puesto en duda que las cifra de paro en Jaén, en torno a un 40 por ciento, sean reales, algo que ha hecho extensivo al resto del país, donde que “hay cinco millones y medio de personas que están en el paro y no es verdad”. “Da idea de que hay un fraude institucionalizado en la provincia y, lógicamente, aquí tenemos un número oficial de parados, pero yo lo que quiero decir que hay un número de personas que no está dado de alta en la Seguridad Social y no está cotizando, pero no que no tenga trabajo”, ha comentado.

El charco no es nuevo, En mayo de 2010 se metió hastas los corvejones Adoración Quesada, por aquel entonces senadora del PSOE que explicó con micrófonos abiertos que “había mucha gente apuntada en el paro” que en realidad estaba trabajando. Ella sabía que había parados paseándose por ahí en BMW, y algunos tenían hasta una casa sin tener hipoteca. “Sólo hay que darse una vuelta por la calle, por los campos de fútbol, por los centros comerciales, por las romerías, por los bares y en los toros”, dijo. Y aseguró que si los datos de paro fueran reales (desde mayo hasta ahora la situación es aún peor en Jaén) se estaría al borde de la Guerra Civil.

Lo cierto es que los dijeron lo que piensa mucha gente, aunque no es políticamente correcto expresarlo en público. El PSOE ya tiró de las orejas a Quesada en su momento, y ayer tardó 3,2 en lanzarse al cuello de Lillo. También lo dijo Durán, y si no es porque vive en el Palace que nos queda a un trecho lo arrastramos de las orejas.

Paquistán y su bandera de aceituna radioactiva

 

BanderaMarcaAgua.jpg_1729673554

Bienvenidos a Paquistán, la república independiente de Jaén. Nuestro líder, que ya nos alegró la vida creando el día de la provincia, que colmó nuestros anhelos dándonos un himno para nuestra tierra, nos sorprende ahora con innovación e ingenio: tenemos bandera. Una insignia con un verde intenso, entre aceitunado y radioactivo, sobre la que se proyecta nuestro amado escudo, con el Santo Rostro como emblema y seña de identidad, a no ser que se trate de un pictograma de Felipe López, el barbado alcalaíno que tan profunda huella dejó en Diputación transmutado en genotipo de lo jaenero.

No entiendo a donde vamos a parar. Creo que es bueno que los jienenses reforcemos nuestras señas de identidad, nuestra autoestima, el amor propio. Que seamos conscientes de los valores de nuestra tierra, que la defendamos a capa y espada allá donde vayamos.  Que luchemos por ella. Que sintamos los colores. Pero de ahí a inventarnos un Día de la Provincia, un himno y una bandera, me parece que va un mundo. A lo mejor hubiera sido adecuado cuando Ramón Palacios era joven (aseguran que una vez fue joven en otros tiempos), cuando el imaginario colectivo se construía de otra forma. Precisamente a base de Himnos, banderas y fiestas regionales.

A lo mejor es que estamos creando una realidad paralela, una provincia virtual entre aceitunada y radioactiva, con un padre bueno que nos defiende del maligno, donde no haya el 40% de paro ni el menor índice de lectura de periódicos de España. Por eso poneos en pie y repetid conmigo: ¡Viva Paquistán!

 

El informe sobre por qué es así y no de otra forma la bandera lo puedes leer pinchando aquí

La imagen de la bandera es la que hay en la página de la Diputación. Para los más descreídos se ha dejado en marca de agua la leyenda ‘bandera de la provincia’.

ACTUALIZACIÓN: Me pasan la bandera de la provincia de Granada. La de Jaén es casi la misma pero más radiactiva. Y allí tampoco tenían un Santo Rostro ni un Felipe López

granada