La mejor historia que no he escrito

Estos días tenía una buena historia. Una de esas que a un periodista le gusta tener entre manos. Una historia de las que conmueve, de las que se escriben con una lágrima y un nudo en la garganta, tecleando con rabia. La historia de una mujer sola. Una montaña de parla y demagogia, y al final una mujer sola.

Hace unos días hablamos.

-Que todo se ha arreglado, que no hace falta seguir.

-¿Qué ha pasado?

-El lunes les dije que estaba hablando con un periodista. Todo se ha solucionado. El mismo lunes se solucionó lo que llevaba esperando tres meses. Ayer me llamaron para arreglar otras cosas que tenía solicitadas. Y esta mañana he ido a firmar un documento que hace unos días me decían que era imposible. Todo se arregla.

Seguimos hablando, decidimos que era mejor no publicar nada para no perjudicar el proceso en marcha que afecta no solo a la interesada sino a un menor que vendrá en cuestión de días, quedamos en mantener en contacto para asegurarnos que las promesas se cumplen, nos deseamos felices fiestas y nos despedimos.

La mejor historia que no he escrito.

Muere Luis Rentero, el hombre que no aprendió a perder

Ha muerto Luis Rentero Suárez. En 2008 escribí este perfil. Hoy lo comparto aquí como homenaje a un gran hombre

 

TFGP.

“HAS planteado tu vida con defensa adelantada, duro en el enroque y agresivo en el ataque», le dijo una vez el que fuera alcalde de Linares Manuel Rodríguez Méndez a Luis Rentero Suárez (Linares, 1932). Ejemplo de hombre hecho a sí mismo, creador de un grupo empresarial señero en la provincia y “alma mater” del Torneo Internacional de Ajedrez de Linares, el más prestigioso del mundo. Un hombre que no se ha resignado a perder en ninguna faceta de su vida.
El niño Luis aprendió a jugar al ajedrez con diez años. Un deporte que le enseño a razonar, a no acelerarse. Debería haberle enseñado también a perder, pero no fue el caso. Como se enfadaba si no ganaba decidió organizar él las partidas. Sólo para los mejores. El torneo de Linares se impregnó del espíritu de lucha de Rentero. El que no pelea paga, era la máxima. En la edición de 1992 multó a siete de los catorce participantes porque hacían muchas tablas. Ni siquiera a Kasparov le perdonó: un día firmó el reparto de puntos en menos de 40 movimientos. Eso no encajaba en el “estilo Rentero”. Así que sancionó al monstruo del ajedrez.
Luis Rentero aprendió de la vida que hay que ganarse lo que uno tiene. Su primer trabajo fue para un almacén de Linares-Baeza. Él vendía los producto de tienda en tienda, de pueblo en pueblo. «Le das muchas vueltas a la cabeza cuando uno va en la moto pasando frío todos los días», suele decir a sus amigos. Aunque el primer movimiento importante en la partida de su vida lo hace a los 20 años, cuando se casa con Maruja. Su primera novia. El gran amor de su vida. El único. De eso han pasado ya cincuenta y cinco años. Su mujer ha sido una pieza clave en el éxito profesional y personal de Rentero, que ahora admite estar viviendo los mejores años de su vida con ocho nietos. Por supuesto, todos los nietos juegan al ajedrez.
Aquel Luis Rentero de 20 años recién casado tenía como único capital su moto. Después montó desde su casa una cadena de distribución de alimentos. Llegaron años de vacas flacas en los 60, y tomó una decisión de valentía empresarial: para poder seguir adelante se asoció con sus empleados. Al cincuenta por ciento. Aquello funcionó. «Ganamos dinero», ha dicho en alguna entrevista. De la distribución se pasó a una cadena de supermercados.
Aquellos fueron años buenos para Luis Rentero. En los setenta entró en el negocio de la hostelería. El hotel Aníbal. Rentero se compró un Rolls Royce -el primero que se veía en la provincia- con el que paseaba por Marbella (junto a Linares, la ciudad de su vida). Hoy, cuando comparte con sus hijos y su esposa la dirección de los negocios familiares, él va todos los días al Aníbal y controla las comidas que se sirven y la marcha de las reservas.
En 1990 vendió su cadena de supermercados a una firma belga. Supo mover bien sus piezas en el tablero. Después se centró en la hostelería. Adivinó el potencial de Úbeda y abrió allí un gran hotel. Posteriormente, otro en Cazorla. La familia lleva años peleando por clavar una pica en la capital: hotel y campo de golf. La burocracia parece no entender que los Rentero no se resignan a perder.
La vida de Luis Rentero conjuga lo extraordinario con costumbres inamovibles. Los jueves, desde hace treinta años, come con los amigos del Club 79 de Linares. Él es ya el más antiguo de la reunión. Allí se sienta a comer con la misma naturalidad con la que tras la caída del Muro de Berlín recogió el premio Da Vinci en Rusia. En ese viaje conoció una base espacial, desde donde pudo hablar con dos astronautas que estaban en la estación espacial internacional. Hablaron, lógicamente, de ajedrez. Uno de los cosmonautas era fan de Karpov y otro de Kasparov. Con Karpov, Rentero llegó a montar una empresa de aceite. Si alguien quiere encontrarlo en los últimos días de agosto que vaya al coso de Santa Margarita. Allí, a los quince años vio, junto a su padre, morir a Manolete. Desde 1963 tiene dos barreras.
Su compromiso con Linares lo llevó a la política. Fue concejal por el PSOE. El 18 de mayo de 1995 aceptó entrar en la lista de Manuel Rodríguez Méndez, según explicó el mismo, porque se lo pidió Zarrías. Y puso condiciones: nada de disciplina de partido (de hecho, votó lo que consideró mejor para la ciudad cuando lo estimó oportuno). Y más inversiones. Como no cumplieron, él se marchó. Además, aquellas elecciones las ganó el PP de Juan Lillo. Y Rentero no estaba allí para perder.
En 1999 sufrió un gravísimo accidente de tráfico. «Estuve muy cerca», ha llegado a admitir. 72 días en la UVI, varias operaciones y el apoyo de los suyos ayudaron a su inquebrantable voluntad de ganar. Y ganó. Un popular locutor de Radio Linares le dijo después de recuperarse: «Has jugado duro y has ganado, le has dado jaque a la muerte y has movido con acierto las piezas en el gran tablero de la vida. Dios te dio diez talentos y tú los has multiplicado por cien». Así es el hombre que no sabe perder.

DE CERCA
Medalla de Oro de la ciudad de Linares. El 27 de febrero del año 2000 Luis Rentero Suárez recibió la Medalla de Oro de Linares, máxima distinción de la ciudad. Gracias a él, Linares es la tercera ciudad más conocida en Rusia tras Madrid y Barcelona. Además de por sus éxitos empresariales, el ajedrez ha sido su gran contribución a Linares.

 

La ilustración es de Carlos Hernández

Susana Díaz premia a un cantante que apoyó la agresión a Rajoy

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, entregó ayer los premios Andalucía Joven, de los que destacó que simbolizan el “talento de Andalucía, el esfuerzo y los sueños de miles de jóvenes andaluces”. Entre los premiados está el grupo baezano Supersubmarina.

Grupo Premio Joven

El vocalista de este grupo, José ‘Chino’, se había visto envuelto en una polémica justo la víspera, después de mostrar su apoyo en un tuit al joven que agredió al presidente Mariano Rajoy. Su comentario fue muy criticado por otros usuarios de la red social.

 

Después el tuit fue borrado, sin que en la cuenta de este artista apareciesen disculpas ni una explicación, como le afearon muchos internautas.
Según su representante, el grupo está de vacaciones, por lo que finalmente no se pudo contar con la opinión de José ‘Chino’.

Parque de la Victoria: en 2015 tampoco

parque vándalo

El ex alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya (PP), prometió en septiembre, antes de la ‘espantá’ a Madrid, que las obras para adecuar el Paseo de las Bicicletas, en el parque de la Concordia (antes de La Victoria), comenzarían “antes de que finalice este año”. Y añadió que el proyecto ya está aprobado, con un presupuesto de “en torno a 240.000 euros”.
Fue horas después de que el PSOE le exigiera una explicación del retraso en las obras, pues hace seis meses que el Ayuntamiento ingresó la subvención de la Diputación Provincial.

El Ayuntamiento adjudicó hace meses a la empresa Argescon Sur trabajos de arreglo en el Paseo de las Bicicletas, que serían financiados a través del Plan Provincial de Obras y Servicios de la Diputación Provincial, del año 2013. A día de hoy no se tienen noticias de esta obra. Un año antes, la Concejalía de Urbanismo firmó el decreto ordenando las obras de adecuación del Parque de la Concordia (antes de la Victoria), con el fin de recuperarlo para el disfrute de la mayoría de los ciudadanos. Había un presupuesto de 200.000 euros que se pretendía imputar a Aqualia y se esperaban obras en el plazo de tres o cuatro meses, de las que pasados dos años no se sabe nada.

Se habló entonces de “un lavado de cara”: mejora general de las actuales instalaciones, reposición de la vegetación, mayor cuidado de los setos, colocación de mesas, reparación de los juegos de niños del parque infantil (construido hace unos años en otro intento por revitalizar la zona), renovación del mobiliario urbano, reparación del pavimento y, en general, de las zonas más deterioradas. Y en la zona de los aseos, la más conflictiva, situada junto a la entrada de los vehículos al “parking”, la idea es que exista un quiosco-bar con veladores que dé vida a la zona.
Posteriormente el Ayuntamiento insistió en que las obras correspondían a la Junta de Andalucía, que las prometió en 2007 como parte de las compensaciones “verdes” por las talas del tranvía. La administración andaluza admitió que se trataba de un compromiso pendiente, pero dejando claro que no había dinero. Así que ninguna de los administraciones que podrían arreglar el parque hace nada.

Mientras, la Victoria sigue degradándose. El firme del Paseo de las Bicicletas está literalmente levantado, la zona de juegos infantiles se está quedando sin atracciones y las que quedan no reúnen condiciones de seguridad (cables de acero sueltos, un solitario columpio que pincha y raja …??), faltan bancos y mobiliario urbano, hay rincones que apestan a orines, faltan árboles en decenas de alcorques, las pintadas lo ensucian todo, la falta de iluminación propicia que durante la noche no sea un lugar seguro …

 

La foto es de @jupetoes con el último vandalismo en el parque

Apunte de campaña: del debate a la bofetada

La hinchada radical se regocija hoy con que el agresor de Mariano Rajoy sea un chaval de buena familia, con el padre ocupando cargos en la Cámara de Comercio e imputado por causas de corrupción pepera, y la madre pariente de la mujer del presidente. El que no se consuela es porque no quiere. Eso de que el joven militase en redes sociales como antifascita y que tuitease mensajes radicales parece que no cuenta. Hoy la noticia es que es un chaval de familia bien con problemas psicológicos de adaptación. Al final será una víctima, y Rajoy se tiró a su puño para fastidiarlo por una vieja herencia. Al tiempo. Todo se utiliza en clave electoral.
El juez Emilio Calatayud ha puesto un poco de cordura y ha dicho cómo castigaría él los hechos.
Hasta la agresión, el tema de la campaña  estaba siendo estos días el debate cara a cara. Dejo aquí por escrito el texto del comentario que hice en la Cope el martes:
Los analistas coinciden en señalar que el candidato socialista, Pedro Sánchez, estuvo más agresivo, más incicisivo que el presidente Rajoy. No le permitió largar su discurso sobre la recuperación económica y logró ponerlo en un aprieto a fuerza de restregarle a Bárcenas y la corrupción. Hasta que puso en duda la decencia de Rajoy y el popular le replicó aquello de es usted un ‘ruiz’ y un mezquino, que es por lo que será recordado este debate además de por las bromas sobre el moderador Campo Vidal, que estuvo a por uvas toda la noche.
Resulta paradójico ver al PSOE hacer de la corrupción el tema central de la campaña. Con su historial. El partido que se financió ilegalmente con FIlesa, el de Luis Roldán y Juan Guerra, el de Mariano Rubio e Ibercorp, el del saqueo de los fondos reservados, el de Chaves y de Griñán, echa mano de la corrupción ajena hque la hay y mucha eso no hay quien lo niegue, de Barcenas a la mafia valenciana, de Gurtel a la Púnica- como principal argumento.
Viendo a popuares y socialistas echarse en cara sus casos de corrupción, Rivera y Pablo Iglesias se relamían en el plató de la Sexta, erigidos en ejemplo del fair play, las buenas maneras, la regeneración y las manos limpias. Ellos ganan. Se lo han regalado.
Si las encuestas aciertan, el PSOE tendrá entre 80 y 90 escaños el domingo. Un tercio de ellos, el principal apoyo de Pedro Sánchez, habrán salido de Andalucía. La tierra de los ERE, los cursos de Formación, Invercaria, las facturas falsas de UGT, Mercasevilla, Matsa y los trajines de los Chaves y  alguno más que me estoy dejando