La vuelta al mundo con Sánchez-Gasca

miguel

A Miguel Sánchez-Gasca estamos acostumbrados a verlo entre autos y sentencias, levantando alfombras. Pocos jueces han pisado tan asiduamente terrenos pantanosos como él desde su llegada a Instrucción 3. Sin embargo ahora el magistrado nos invita con sus pinceles a un viaje apasionante, a una gesta marinera: la primera vuelta al mundo en un buque acorazado. Se cumplen ahora 150 años del viaje de la fragata Numancia, que arribó en septiembre de 1867 al puerto de Cádiz después de lograr una hazaña nunca realizada hasta entonces.

La exposición rememora otros hechos de armas de la armada española, como el apresamiento de la Stanhope por Blas de Otezo o el combate del Callao. El pincel de Sánchez-Gasca nos lleva a sentir el olor de la pólvora, el estruendo de los cañonazos, el fragor de los combates.

La afición a la pintura del magistrado es antigua, con varias exposiciones ya en su trayectoria. Como anécdotas, los primeros retratos del rey Felipe VI que se colgaron en los juzgados de Jaén (seguramente en  toda España) no fueron los oficiales que distribuyó el Ministerio, sino los que pintó este juez. Y el edificio entero del juzgado de Violencia de Género, su anterior destino, estuvo decorado con sus obras durante un tiempo.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *