El silencio de Guerrero

GRAF941. SEVILLA, 14/12/2017.- Los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, el exconsejero Gaspar Zarrías (izq a dcha) y el ex director general de Trabajo Francisco Guerrero (detrás), al inicio de la segunda jornada del juicio de la pieza política de los ERE, en el que son procesados 22 ex altos cargos de la Junta, y que ha comenzado hoy con la lectura de los escritos de las defensas. EFE/Julio Muñoz ***POOL***
GRAF941. SEVILLA, 14/12/2017.- Los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, el exconsejero Gaspar Zarrías (izq a dcha) y el ex director general de Trabajo Francisco Guerrero (detrás), al inicio de la segunda jornada del juicio de la pieza política de los ERE, en el que son procesados 22 ex altos cargos de la Junta, y que ha comenzado hoy con la lectura de los escritos de las defensas. EFE/Julio Muñoz ***POOL***

El ex director de Trabajo, Francisco Javier Guerrero, ha sido el único de los 22 acusados en el caso ERE que no ha presentado escrito de defensa. Por estrategia procesal, ha argumentado su letrado. Será hoy el primero en declarar una vez queden solventadas las cuestiones previas, si todo trascurre según la lógica procesal en un procedimiento del todo ilógico en términos procesales. Y su testimonio es a la vez esperado y temido por buena parte de sus compañeros de banquillo. Por lo que diga. Por lo que calle. Durante la instrucción él ha señalado que otros altos cargos de la Junta querían hacer de él el chivo expiatorio. Que todos sabían todo. Ahora llega la hora de la verdad. Y hay enorme expectación por saber hasta qué punto va a disparar hacia arriba, si es que va a disparar. Por lo que va a decir. Y por lo que va a callar.

En la resolución de las cuestiones previas el tribunal ha actuado con lógica y dejando poco espacio a la sorpresa: No declarará Susana Díaz pero sí Jiménez Barrios y María del Mar Moreno, todos quedan libres de la sorpresiva acusación por asociación ilícita que hizo el PP (con lo que ya no se piden penas de prisión para Chaves, Zarrías y otros) y el objeto del juicio se limita a lo que marcó el auto de apertura de juicio oral sobre la supuesta responsabilidad de quienes idearon y financiaron el sistema de ayudas. Se ha aceptado abundante documentación y nuevos testigos, pero esto sigue siendo el juicio por el procedimiento específico, no por la macrocausa. Ahora llega el momento de que declaren los acusados. Y el primero en declarar debe ser Guerrero.

Guerrero ha hablado mucho desde que fue arrestado en 2011 y tuvo el lapsus fatal de hablar de un fondo de reptiles. Y siempre ha defendido de que él hizo lo que le ordenaron y tal y cómo se lo ordenaron. De él han dicho otros investigados en la macrocausa que lo llegaron a encontrar “descompuesto”, de las presiones que ejercía sobre él Gaspar Zarrías en asuntos como el ERE de Primayor. 

En su comparecencia en la comisión de investigación del parlamento andaluz ya declaró que “cuantas preguntas quisieran hacerme para esclarecer la investigación que llevan ustedes a cabo pueden ustedes realizarlas a los Gobiernos de la Junta de Andalucía de los períodos en que he sido Director General de Trabajo y Seguridad Social, pueden ustedes realizarlas a los servicios jurídicos de la Junta de Andalucía, pueden ustedes realizarlas a la Intervención General de la Junta de Andalucía. También pueden ustedes realizarlas a los representantes de los sindicatos mayoritarios en Andalucía. Asimismo, a los representantes de las organizaciones empresariales y también a los representantes de los partidos que, con representación en esta Cámara, han estado desde el año 1999, en que yo entré como Director General de Trabajo y Seguridad Social, hasta abril de 2008, en que yo cesé en mi puesto. Todos y cada uno de ellos han tenido conocimiento de mi trabajo. Todos se han interesado, de alguna u otra manera, por ayudas sociolaborales a colectivos y a título individual, y a empresas o bien que se implantaban en territorios de difícil actuación o bien empresas que, por circunstancias del mercado, había que ayudarlas para que no cerraran. Todos, mediante la aprobación presupuestaria en este Parlamento, mediante el control parlamentario, mediante el Tribunal de Cuentas y mediante el conocimiento que han tenido todas las organizaciones sectoriales. Nadie, absolutamente nadie, durante diez años, me ha manifestado la conveniencia o no de realizar mis funciones de una manera distinta a la que en su momento se me instruyó, nadie. Tampoco nadie varió el procedimiento después de mi cese”.

En esa comparecencia Guerrero no respondió a ninguna pregunta. Sólo saltó cuando le preguntaron por sus manejos con su chófer y sus fiestas. “Yo lo único que le quiero decir a sus señorías es que yo…, todo el mundo me tiene, me tengo, por una persona jovial. Ni he sido un putero, como alguien dijo, ni me he dedicado a la drogodependencia —no está en mi terreno, estoy dedicado a otras cosas—. Y me tomo las copas que me apetecen, cuando me apetecen y donde quiero, cosa que también se me cuestiona. O sea, yo hago la vida normal de cualquier persona normal. Y no voy a estar…, o a ser objeto de lo que alguien en un momento dado, por no sé qué razones, ¿eh?, ha querido decir. Sé cuánto vale un paquete de Marlboro, un gin-tonic, y ya está. En mi vida me ha dado por comprar un porro, no me ha hecho falta. Soy fumador y me gusta el gin-tonic. Lo he dicho en miles de ocasiones. Y no voy a estar al pairo de quien quiera ponerme a caer de un burro, y a tener que entrar al trapo de tener que demostrar que lo que dice ese señor no es verdad. Yo no tengo que demostrar nada, lo tendrá que demostrar él”.

Volvió a interrumpir una pregunta para aclarar que nunca se había reunido a solas con Chaves “salvo en las instituciones de la Junta de Andalucía, nada más, cuando él lo ha requerido”. E hizo una declaración final en su comparecencia: “No tengo ningún acuerdo de silencio con nadie. A mí no me habla nadie de los anteriores gobiernos de la Junta de Andalucía desde que saltó este tema. Bueno, y si alguno ha hablado, mejor que no lo hubiera hecho, porque para ponerme como me ha puesto… Pero no me habla nadie. O sea, no tengo ningún pacto de silencio, ¿eh?, no tengo nada a cambio. Lo único que tengo es mi situación actual en la prisión y mi familia sufriendo. Es lo único que he sacado de todo esto. Muchos años de trabajo y muchas horas de trabajo. Creo que muchas horas de trabajo, con dedicación… Yo he sido siempre gestor. Permítanme, señorías, señor Presidente, no he sido nunca un hombre de aparato de ningún partido. He sido un gestor público. Empecé con 20 años en la gestión pública y es a lo único que me he dedicado, y creo que, hasta hoy, con bastante brillantez en lo que es mi labor personal en mi tarea. Desgraciadamente, se ha visto como se ha visto por temas absolutamente distintos”.

En sus declaraciones en el juzgado, antes y después del paso por la comisión de investigación, siempre ha insistido en que se atuvo a los procedimientos e instrucciones que le dieron. Si acaso señaló el fallo en la discreccionalidad en el reparto de ayudas de esos procedimientos. Pero eran los que había.

Un punto débil débil de su argumentación está en los millones repartidos en su comarca de la Sierra Norte de Sevilla, y hacia un grupo empresarial concreto vinculado a la familia del ex alcalde de su pueblo. Ahí Guerrero ya ha señalado en el juzgado que las concedió por “imposición” de Viera, que era consejero y su superior jerárquico. Más difícil lo va a tener cuando le pregunten por la póliza de prejubilación que pagó la Junta a nombre de su suegra, por el testimonio de su chófer sobre sus juergas financiadas por los parados andaluces.

Si mantiene la postura de disparar contra otros  acusados en el juicio, se abre la espita del fuego cruzado entre los compañeros de banquillo. Ya se da por hecho que lo habrá entre el interventor general y otros procesados (Griñán principalmente). Pero hay curiosidad por saber si Guerrero desata hostilidades generales. Y en qué términos. Por

Tras salir de prisión en 2012 (en el primero de los dos periodos que ha estado en preventiva) dijo en una entrevista en Giralda TV: “No me explico de qué se sorprende ahora nadie. Posiblemente mi error haya sido no decir burradas de nadie. Ni intentar salvarme yo echando pestes, Mi error ha podido ser el silencio, pero yo me administro el silencio y lo administro como yo considero oportuno”. La forma en la que va a administrar ese silencio en el juicio, en la hora de la verdad, es lo que ahora muchos temen, y otros esperan.

IMG-20170423-WA0001Todas las claves las puedes encontrar en CASO ERE Las entrañas de la corrupción institucional en Andalucía

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *