Los demonios del padre Salazar

salazar

El padre Salazar, exorcista de la Diócesis de Jaén, alertó en una conferencia en la parroquia de San Miguel sobre la presencia del Demonio. El sacerdote partía de una pregunta. ¿Existe el mal? Y aún más allá. ¿Y si existiera no sólo el Mal en abstracto, sino ‘el malo’, alguien absolutamente maligno que busque nuestro daño y destrucción? Y se mostró tajante para asegurar que ese mal y ese malo existen. Habló desde su experiencia, en primera persona. En el último año Luis María Salazar ha intervenido en cuatro exorcismos y ha recibido una veintena de consultas sobre casos que resultaban sospechosos.

«Era una persona que entraba en trance cuando estaba en contacto con objetos religiosos, o cuando yo comenzaba con las oraciones del ritual de exorcismo mayor. Me insultaba, me llamaba cerdo. A la portadora  también la insultaba. Una vez superado el trance era una persona absolutamente normal, cariñosa y educada», relató el exorcista sobre uno de los casos en los que intervino.

Actualmente el padre Salazar es párroco en San Félix de Valois de Jaén, y da clases en el Seminario Diocesano de Jaén –del que fue rector– y en la Facultad de Teología de Granada. Licenciado en Teología en Granada, es doctor en Antropología Teológica por la Universidad Gregoriana de Roma. En su juventud hizo tres cursos de Medicina, según los datos de perfil en la red social Linkedin.

La verdad es que basta echar un vistazo a un periódico estos días para poder afirmar, como hace el padre Salazar, que el mal existe. Y que está entre nosotros. Con demonios y horrores que nos hacen estremecer.

El timo de la parcela

La consejera Rosa Aguilar, promete ahora que hará la Ciudad de la Justicia en Jaén en cuanto le den un nuevo solar. El que tiene en sus manos desde 2006 y con el que la Junta ha mareado la perdiz más de una década ya no le vale. Durante años y años se han alegado todo tipo de excusas: las excavaciones arqueológicas, la fiscalización de fondos, problemas en la redacción del proyecto … Y al final es que no les vale la parcela.
La pena es que la consejera Aguilar no hubiera mostrado interés por esa parcela años atrás, cuando era consejera de Cultura. Porque hace más de 20 años que la junta prometió un parque arqueológico en Marroquíes Bajos, y no ha hecho nada. Se cumple ahora un año del documental de James Cameron sobre la Atlantida, y no han movido un músculo. A ver si es que tampoco les valen ahí las parcelas, o yo que sé.
Se ve que es la excusa de moda. En 2007 Chaves prometió la ciudad sanitaria, y el Ayuntamiento le tiene preparados los metros cuadrados que pidieron junto a las obras del nuevo centro comercial. Pero ahora a la Junta tampoco le vale la parcela.