Tú dirás si quieres que te cuenten cuentos (I)

El día 3 de mayo, Día Internacional de la Libertad de Prensa, los periodistas de Jaén salimos a la calle bajo el lema “sin periodistas no hay periodismo. Sin periodismo no hay democracia”. Lo que pasará en el parque de La Victoria será poco más o menos ésto: nos juntaremos unos cuantos colegas, maldeciremos el estercolero en que han (y hemos) convertido la profesión, haremos recuento de bajas, nos contaremos batallitas para darnos pisto (no hay reunión de periodistas sin batallitas), el presidente leerá un manifiesto y nos iremos a casa un poco más reconfortados por el calor mutuo, pero igual de arrastrados que llegamos.  De ti depende que eso no sea así, sino que la concentración suponga algo más.  Tú dirás si quieres enterarte de verdad de lo que está pasando, o quieres que te cuenten cuentos.

Tú dirás si quieres que haya moscas cojoneras husmeando en el pleno del Ayuntamiento de tu pueblo, o en el juzgado, o dispuestos a iluminar la cara B del BOJA. Profesionales que pongan en entredicho los comunicados oficiales y quieran desbrozar el lenguaje administrativo para contarte cómo te la están clavando. Que echen las cuentas de los muertos en esa curva maldita por la pasan tu mujer y tus hijos camino del colegio y te digan quién es el fulano que pasa de arreglarla. Tíos que te cuenten cómo se los han llevado calentitos los sinvergüenzas y los corruptos. Y que hagan públicas las historias de los cojones que tiene la gente decente para salir adelante, que señalen con el dedo a los enchufados, que te expliquen quién es ese jienense que posa al lado de Obama, que le canten al mundo las maravillas de esta tierra … Y que lo hagan le pese a quien le pese. Tú verás si quieres que haya periodistas. Y que hagan periodismo. “Sin periodistas no hay periodismo. Sin periodismo no hay democracia”. Con hambre no hay periodismo. Con miedo no hay periodismo. Puedes echarnos una mano. Y echártela a ti mismo. Tú dirás si quieres que te cuenten cuentos. O que te cuenten lo que está pasando. Tú dirás si las empresas periodísticas pueden salir de la crisis que las tiene fritas despidiendo periodistas y haciendo peor periodismo o si merece la pena que intenten sobrevivir mejorando su producto y con periodismo de calidad. Con las redacciones vacías no hay periodismo.

La Asociación de la Prensa de Jaén ha convocado una concentración a partir de las dos de la tarde en el Parque de la Concordia (antes de la Victoria). Puedes apoyar a los periodistas de tu provincia asistiendo. Aquí dejo las razones  por las que la asociación considera necesario que tú estés allí (son las mismas para toda España, pues hay actos ese día en casi todas las provincias).

 

Diez razones por las que los periodistas de Jaén nos concentraremos el 3
de mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa

1. Porque somos periodistas y nuestro deber es elaborar informaciones
veraces, rigurosas, contrastadas y contextualizadas, no simplemente
rellenar espacios vacíos en los medios de comunicación.

2. Porque no podemos aceptar ruedas de prensa sin preguntas y debemos
acabar de una vez por todas con la estrategia de negar explicaciones a los
ciudadanos #sinpreguntasnocobertura.

3. Porque no queremos ser meros distribuidores de información elaborada por
los poderes políticos, económicos, culturales, deportivos y de cualquier
otro sector.

4. Porque defendemos un periodismo libre de presiones y servidumbres
políticas y económicas que nos devuelva la credibilidad ante la ciudadanía.

5. Porque los periodistas queremos asumir, con todas sus consecuencias,
nuestro papel de garantes del derecho constitucional de los ciudadanos a
una información veraz.

6. Porque demandamos una retribución digna por nuestro trabajo
#gratisnotrabajo.

7. Porque no queremos que puestos estructurales de las redacciones sean
ocupados por becarios y porque nos oponemos frontalmente a la desaparición
de las redacciones de los periodistas experimentados, a los que se
reemplaza con contratos de salarios indignos.

8. Porque queremos que se ponga remedio a la destrucción masiva de puestos
de trabajo que están aplicando los editores en los medios de comunicación.

9. Porque queremos defendernos del intrusismo en nuestra profesión.

10. Porque rechazamos que los empresarios de los medios de comunicación
antepongan los intereses económicos al derecho de los ciudadanos a estar
verazmente informados, obviando los principios éticos y deontológicos de la
profesión periodística.

 

Yo lo que digo es que puedes dejarte caer por allí si no quieres que te cuenten cuentos, sino que te cuenten lo que está pasando.

Preguntas, miedo y hambre

A los periodistas se nos ha llenado la bragueta de huevos este fin de semana. Será que los jefes estaban de puente. La profesión ha tocado a rebato, nos hemos cabreado, hemos dicho basta: no más convocatorias sin preguntas. Basta se ser monigotes de feria. Periodismo libre e independiente. Santa Ana Pastor, ruega por nosotros. La monda lironda. Me parto el pecho. Ahora, encima de chiribailes, ególatras, cagones y hambrientos, nos volvemos faroleros y fanfarrones. Está la profesión malita, como ha estado siempre. Nunca corren buenos tiempos para andar contando verdades. Pero los periodistas estamos más tontunos que nunca.
El movimiento se demuestra andando. Menos lobos en facebook y en twitter,y más cojones a la hora de escribir o de ponerse delante de un micrófono. En Jaén hace años que nadie va a morder a una rueda de prensa. De hecho, no hace falta prohibir las preguntas porque en Jaén nadie pregunta. O casi. Cuando preguntamos, nos interesamos por el sexo de los ángeles, por el tiempo o sobre cómo se puede ser tan brillante y astuto como su señoría y póngame usted a los pies de su señora. Hacer otra cosa es heroicidad, cosa de locos. Hasta da que hablar. Mimosín a nuestro lado es Pepe.
Lo del clamor de no ir a las convocatorias sin preguntas es muy sintomático de cómo está la profesión. El que tenga fe en las ruedas de prensa para contar buenas historias va apañado. ¿No nos enseñaron que las buenas historias están en la calle, en los bares, en la cafetería del tanatorio, en la cola del paro, en cualquier esquina de Antonio Díaz? No. El periodismo moderno ni siquira está ya en las ruedas de prensa. Para ser buen periodista sólo hay que manejar cuatro teclas. Control C y Control V. Con un poco de entrenamiento un tío se rellena así seis páginas en una tarde. O más si hace falta. Y sin hacer ni una sola pregunta. Sin pisar la calle. Sin mancharse de barro si llueve. Qué fenómeno. Nos juntamos tres y escribimos un periódico o el Espasa. Qué más da. Control C y Control V. Y nos lo firmamos además. Como si estuviéramos orgullosos. Todos contentos.
Me aburren soberanamente los debates sobre la profesión. Las recetas universales. No más convocatorias sin preguntas. Menuda gilipollez. Si luego todos vamos a pinchar la señal institucional de los mítines. Sin preguntar en ruedas de prensa se pueden montara buenos pitotes: olfato, hemoreteca, fuentes alternativas, ganas de meter el dedo en la llaga, de llegar hasta el fondo. No hay que decirlo. No hay que darse golpes de pecho en twitter ni escribir post estúpidos como éste, de puro calentón. Hay que hacerlo. Todos los días además. De vez en cuando no vale.
Siempre ha sido una opción personal: hasta donde estás dispuesto a bajar la cerviz. Hasta cuándo. Dónde empiezas a sentir la nausea. Ni me parece justo entrar en guerras de reproches de tú haces ésto y tú aquello. Allá cada cual. Allá tú. Tú verás si te has tragado una pregunta por no entrar en listas negras, tú verás por qué te callaste esa historia, tú verás si toleras que tu empresa te cierre la boca, tú verás si aceptas que te impongan enfoques. Y quien esté libre de culpa, que tire la primera piedra. Todos tenemos nuestros cadáveres en el armario. Ni el miedo ni el hambre son libres. Y de valor no es que esté la profesión sobrada. Ahora, que miedo y hambre, para regalar.
Os dejo un vídeo que me hizo gracia sobre el infierno de los periodistas

No nos la chupemos todavía

No me resisto a compartir aquí un divertido vídeo colgado por la blogera Rosa María Arta en un post que me ha gustado mucho (para leerlo, pinchar aquí).

Sigo en facebook y twitter a varios participantes en el congreso de periodismo y nuevas tecnologías bym celebrado estos días en Granada. Aprecio tal entusiasmo (me incluyo) por los blogs, las redes sociales y la tecnología que creo que no podemos olvidar de qué estamos hablando. De periodismo. Y aquí, creo yo, está todo inventado desde hace tiempo: buenas historias, bien contrastadas, amor por el lenguaje en el que uno se expresa, ajustado al medio, sea papel prensa o mensajes en 140 caracteres. Y no hay más. No perdamos los papeles por los bytes. “No nos chupemos las pollas todavía”, decía el mítico señor Lobo (Hervey Keytel) de Pulp Fiction. Sigamos informando (parafraseando al maestro Meneses) y, si podemos, emocionando.