Frío sobre fondo cálido

Me gusta el tono que Carmen Peñalver le ha dado al inicio de su campaña. En positivo, sin crispación, poniendo el énfasis en los sentimientos. Todavía tiene que afinar, porque le quedó hasta empalagoso. Pero hablar de “pasión por Jaén”, “lazos de amor por Jaén”, “gente que quiere Jaén” resulta novedoso. Buena estrategia de salida. Aguardo ansioso a la primera intervención en campaña de Manuel López. A ver cómo se le dan los requiebros de amor.

Con la forma correcta, el problema del PSOE en campaña está en el fondo. En el mitin de presentación, la palabra “empleo” se pronunció por primera vez tras más de una hora de discursos. Ni Reyes ni Griñán usaron el térnimo. Y Peñalver lo hizo sólo al final para lanzar al PP la puya de Decathlon. En una ciudad con 15.000 parados, hablar de cariños y no de empresas y empleos es cachondeo puro, por más que se luzca el tranvía, los distribuidores, el parque acuático, el Conservatorio del Moneo, 199 calles arregladas o otros logros. Ninguna de esas obras se come. Y hay mucha hambre en Jaén.
El tono del acto de la plaza de toros quiso ser cálido. Pero le pudo el frío. Demasiado frío en la militancia. Casi ambiente de funeral, más que fiesta. En una carpa con 700 almas hubo hasta silencios incómodos donde deberían haber rabiado los aplausos. Los madridistas debieron ayer llegar a casa deprimidos.
Dejo un vídeo que puedes ver pinchando aquí . Dejo claro que los planos están tomados mientras tomaba notas y atendía a los discursos. Así que no es precisamente una maravilla. Lo más interesante es el ambiente que se palpa. Frío sobre fondo cálido. El paseillo inicial (prácticamente si editar, he dejado todo lo que grabé, incluido cuando una señora le dice que Griñán que en la tele sale más joven y más delgado y él le responde que es una “malvada de cojones”) no tiene desperdicio.

Adiós a la lírica: 27 contra 27

Habemus lista. Tras el goteo de filtraciones habitual de filtraciones, Carmen Peñalver presentó el sábado los 26 nombres que la acompañarán en las elecciones de mayo. No dejó lugar para la lírica la candidata socialista. Su discurso de presentación me recordó a los de los entrenadores de fútbol en rueda de prensa: una buena colección de tópicos, sin fondo. Obviedades. Habló Peñalver de que tras cuatro años “habían llegado a buen puerto”, que la ciudad había dado” un paso de gigante” y que se habían puesto “los cimientos del futuro”, que podia “mirar a los ojos a los vecinos con la tranquilidad del trabajo bien hecho”, que “los barrios son nuestro centro”, que sus compañeros estarán “pegados a la piel de la ciudad”, que se habían “dejado la piel” y poco más. Le faltó decir que son 27 contra 27 y que la política es así, que todo depende de si entra o no la papeletita.

Es la lista de Peñalver, que no la del PSOE local o provincial. La vieja guardia ve demasiados fichajes poco o nada comprometidos con el partido, y sí con la candidata. La mitad de los puestos de salida y entre los primeros de la lista hay un buen número de candidatos que hace cuatro años, y todavía hoy, no tienen carné socialista.

De los fichajes, ha gustado el de Juan Carlos Rodríguez, profesor universitario de reconocido prestigio. Paco Marín pone una nota de color en el guiño al empresariado local. Peñalver resucita a Nono Guinea, y consolida la jerarquía de Manuel López, María del Mar Shaw, Colmero y Matilde Cruz, sus titulares indiscutibles.

Entre las ausencias llaman la atención las de Manuel Fernández Palomino, uno de los puntales del actual equipo de Peñalver, y de Ana Tudela, número 2 del PSOE local. Ambos por motivos personales ajenos a la política. Se marchan disciplinados Eduardo Castro, la Beltrán y Justo Gámez. Montané, verso libre, ni apareció por el cónclave del sábado. Su estrella se ha ido apagando conforme menguaba el presupuesto de las cabalgatas, y el ¿qué hay de lo mío? ha acabado de machacarlo.

Ahora queda la incóginita de la lista de José Enrique. Mantengo mi apuesta: siguen García Anguita y Rosa Cárdenas y entra Miguel Contreras para formar el sanedrín de confianza. El resto, aire fresco.

A la izquierda de la izquierda, tragicomedia de IU. Nunca se vio tanto empeño en hacerse el hara-kiri antes de unas elecciones. A estas alturas, la noticia está en que IU se presentará como IU en Jaén. No me digan que ahí no hay lírica. De gran tragedia clásica, por lo menos.

Carmen Superstar

Carmen Supestar2 (Foto de José Manuel Vidal, EFE)

Papel estelar de la alcadesa y ‘lideresa’ Carmen Peñalver en el acto de presentación de candidatos del PSOE celebrado hoy (ha acabado a las dos de la tarde y lo hemos podido seguir embelesados en www.psoetv.es ): paseíllo con vestido multicolor junto a Zapatero, Griñán y Espadas (candidato por Sevilla), telonera de Griñán en el estrado (“somos como las farmacias de guardia, 24 horas trabajando”, “que triste tiene que ser lo que hace el PP, buscar su éxito político en la desgracia de la gente”, “nosotros hacemos ciudades para convivir y vivir, ciudades solidarias”, han sido algunas de las perlas de su discurso), y guiños del presidente del Gobierno: “Zapatero, mira por Jaén”, se desgañitó un paisano desde el público. El presidente la cogió al vuelo. “He estado sentado al lado de la alcaldesa, algunas cosas me ha pedido para la ciudad, y voy a hacer por donde conseguírselas”. Carmen, en su asiento de primera fila, sonreía de oreja a oreja, notablemente ruborizada.

También Micaela Navarro, que se ha librado de la cruz de ser candidata en Andújar y sigue en la pomada sevillana y con buena sintonía con el presidente, ha ‘chupado’ cámara: Zapatero hablaba de la Ley de Depedencia y se ha dirigido a la consejera iliturgitana para que le dijese cuantas ayudas hay aprobadas en Andalucía. “Micaela, cuántas son”. Y Micaela, como un rayo, le aclaró que eran 170.000, nada menos.

Jaén va a pesar en la campaña socialista de las municipales. No perder la plaza será prioritario. Ahora el PSOE tiene la vara de mando de Jaén y Sevilla. En esta última ciudad, tras los casos de corrupción y el desgobierno (por dentro y por fuera) que se ven desde la distancia, la cosa está más que complicada. En otras capitales el PSOE ha estado tradicionalmente lejos del PP, y no parece que con el vendaval en contra que sopla a nivel nacional haya mucho que rascar. En Jaén, el PP les viene ganando siempre en votos desde hace casi veinte años. Peñalver es su esperanza. Así que Carmen Superstar.

02-10-10 Mitin de Zapatero en Sevilla” (Paseíllo triunfal a la entrada, en foto tomada del flickr del PSOE)

Y que nadie pierda de vista al Juanfernández, que por ahí asoma

02-10-10 Mitin de Zapatero en Sevilla” id=img_0 />

El PSOE de cada viernes

El PSOE acapara la agenda informativa del viernes. Debe venir en su libro de estilo, o les debe gustar mucho verse en los papeles del fin de semana. Y para éso hay que currar los viernes.

El viernes siguiente a su dimisión (con qué cuidado el Régimen evita esa palabra), Gaspar Zarrías vuelve a su diócesis jaenera a impartir doctrina. Una señal para los despistados o aspirantes a conspiradores de primavera: con dinero o sin dinero, hago siempre lo que quiero, y mi palabra es la ley, viene a decir Zarrías a sus parroquianos. Qué buenos viernes ha dado Zarrías a esta provincia. Qué paseos de punta a punta de Jaén, qué maratones de inauguraciones, qué de cintas cortadas y de penaltis lanzados a alcaldes en cada polideportivo construido. A la vejez se ha moderado, y éste viernes sólo toca paseo triunfal en Mancha Real. A demostrar quien manda en el Plan E y sus dineros.

El viernes por la mañana, el vicesecretario general de los socialistas y secretario general ‘in pectore’, Francisco Reyes, echa su sermón sobre la celebración del congreso provincial al que se presentará como candidato. Cómo único candidato. Por mucho que se quieran guardar las formas de que todo se decidirá en éste congreso del 6 de marzo, Paco Reyes es un hombre señalado por un dedo. Por el dedo de Zarrías. En 2008, en un acto público, lo nombró oficialmente su sucesor. Su heredero. Se guardarán las formas, pero el 6 de marzo confirmará ‘el dedazo’.

El viernes se cierra con el homenaje a José Bono en Andújar. Le van a dar un premio ‘a una vida por el socialismo’. Galardón que se concede a Bono en una provincia que le apoyó cuando todos los daban por líder del PSOE contra Aznar. Zapatero lo dejó con la miel en los labios. Zarrías era entonces ‘bonista’ convencido, aunque luego se hizo ‘zapaterista’ de la mano de las circunstancias y de Maria Teresa Fernández de la Vega, y ahora tiene vara de mando en el gobierno de Zapatero. Y también en el PSOE de Zapatero, donde ocupa en número 4 del escaláfón desde que lo eligieron el sábado anterior al viernes en que presentó su dimisión en Jaén. No fue ése un viernes cualquiera. Del PSOE de Zarrías al PSOE de Reyes. ¿Tanto monta que monta tanto? Quien sabe. Las vueltas que da la vida los viernes.