El PSOE de cada viernes

El PSOE acapara la agenda informativa del viernes. Debe venir en su libro de estilo, o les debe gustar mucho verse en los papeles del fin de semana. Y para éso hay que currar los viernes.

El viernes siguiente a su dimisión (con qué cuidado el Régimen evita esa palabra), Gaspar Zarrías vuelve a su diócesis jaenera a impartir doctrina. Una señal para los despistados o aspirantes a conspiradores de primavera: con dinero o sin dinero, hago siempre lo que quiero, y mi palabra es la ley, viene a decir Zarrías a sus parroquianos. Qué buenos viernes ha dado Zarrías a esta provincia. Qué paseos de punta a punta de Jaén, qué maratones de inauguraciones, qué de cintas cortadas y de penaltis lanzados a alcaldes en cada polideportivo construido. A la vejez se ha moderado, y éste viernes sólo toca paseo triunfal en Mancha Real. A demostrar quien manda en el Plan E y sus dineros.

El viernes por la mañana, el vicesecretario general de los socialistas y secretario general ‘in pectore’, Francisco Reyes, echa su sermón sobre la celebración del congreso provincial al que se presentará como candidato. Cómo único candidato. Por mucho que se quieran guardar las formas de que todo se decidirá en éste congreso del 6 de marzo, Paco Reyes es un hombre señalado por un dedo. Por el dedo de Zarrías. En 2008, en un acto público, lo nombró oficialmente su sucesor. Su heredero. Se guardarán las formas, pero el 6 de marzo confirmará ‘el dedazo’.

El viernes se cierra con el homenaje a José Bono en Andújar. Le van a dar un premio ‘a una vida por el socialismo’. Galardón que se concede a Bono en una provincia que le apoyó cuando todos los daban por líder del PSOE contra Aznar. Zapatero lo dejó con la miel en los labios. Zarrías era entonces ‘bonista’ convencido, aunque luego se hizo ‘zapaterista’ de la mano de las circunstancias y de Maria Teresa Fernández de la Vega, y ahora tiene vara de mando en el gobierno de Zapatero. Y también en el PSOE de Zapatero, donde ocupa en número 4 del escaláfón desde que lo eligieron el sábado anterior al viernes en que presentó su dimisión en Jaén. No fue ése un viernes cualquiera. Del PSOE de Zarrías al PSOE de Reyes. ¿Tanto monta que monta tanto? Quien sabe. Las vueltas que da la vida los viernes.