Tranvía: estreno con atasco

Los conductores jienenses han recibido al tranvía con división de opiniones: unos se cagan en su padre y otros en su madre. Suele ocurrir con las cosas del tráfico. El atasco durante toda la mañana es más que notable, al menos en el centro. Si uno de los objetivos del tranvía para fomentar el uso del transporte público es poner el tráfico imposible, objetivo cumplido.

Para quienes esperan que el tranvía descarrile, más vale que se busquen otro argumento distinto a los atascos. Los jienenses tienen la piel bien curtida en asuntos de tráfico. Dura como la de lagartos de la Malena. Si sobrevivimos a Peragón y García Anguita, podremos con Matilde. A todo se hace uno.
Entre los peatones, esta mañana he percibido ganas de subir al tranvía. Hay una enorme expectación. Y visualmente, el tren triunfa. Vamos, que bonito ha quedado. Lo que hace falta es que funcione y que resuelva problemas a los jienenses, no que los cree.

El tren de las prisas

A ver si te atreves con José, ex legionario

Después de la infame paliza que un conductor bebido le dio al albañil que maneja la paleta del stop del tranvía, se han tomado medidas contundentes. Hoy la señal la maneja nada menos que José, (ese es el nombre que pone en su casco) ex legionario. “Lorenzo (el trabajador apaleado) es un tipo muy tranquilo, muy pacífico. Yo también, pero yo he estado en muchos sitios, he trabajado de portero en locales de noche, he sido legionario. Sé cómo defenderme y cómo responder a un tipo así”, me ha contado esta mañana el propio José. Él no entiende, si no es por la extrema agresividad del conductor, cómo pudo producirse la paliza. “Lorenzo lleva muchos años trabajando en ésto. Sabe cómo manejar a un tío agresivo. Lo deja pasar, y que luego, cuando se encuentre en obstáculo (en este caso un camión que descargaba hormigón) que dé la vuelta como pueda”. Pero no se lía a discutir con él, viene a decir. Lo primero que hará cuando acabe hoy su jornada será ir al Polígono del Valle, a casa de Lorenzo, para interesarse por su estado de salud. “Somos amigos desde hace tiempo”, explica mientras regula el tráfico.

obras


En Comisaría sigue hasta esta tarde A.M.S., de 41 años, detenido ayer por la tarde por la agresión, que hoy es la comidilla en Jaén después de que en ideal.es se contase ya lo ocurrido minutos después de ocurrir los hechos. Por la tarde, indican fuentes policiales, lo pasarán al juzgado de guardia para que el juez escuche su versión de los hechos. Mientras Lorenzo se recupera, José seguirá regulando el tráfico con la paleta. A ver si se atreven con un ex legionario.

Posado a 50 grados

Si ven a Rafael Valdivielso y a Matilde Cruz en los periódicos y en las teles, van a saber lo que es capaz de hacer un político por salir en una foto, o por que lo saquen en el Canal Sur. Los dos individuos citan a la prensa a las seis de la tarde donde acaban la vías del tranvía, al final del polígono de Los Olivares, en un sitio sin apenas sombra. Como si no hubiera alerta naranja por calor. Y los dos se ponen debajo del primer poste de la catenaria que han plantado junto a las vías, a pleno sol. La prensa debatía sobre si estaban a cincuenta o sesenta grados, y se cruzaban apuestas para ver quién tenía valor para poner la mano encima de las traviesas, que literalmente estaban al rojo vivo. Y la Matilde y el Valdivieso (llegó en moto alardeando de fresquito, alegre bandolero) ahí plantados en las vías poniendo cara de satisfacción. Ni la Obregón hace tan bien un posado a cincuenta grados.


(Texto firmado por María Capilla de la Calle en IDEAL. Fotos de Celia Mondéjar)

El tranvía no se toca

Los piquetes de la huelga de alicatadores y yesistas convocada por CC OO piqueteaban como corresponde, sin que hubiese ningún problema cuando informaban a los trabajadores de la construcción que o dejaban las paletas o aquello se podía poner calentito. Ningún problema. Se suele ser permisivo cuando se trata de trabajadores que intimidan informativamente a otros trabajadores, siervos del capital. Es la norma no escrita. Hasta que se llegó a la obra del tranvía. “Ha sido acercarnos a la obra del tranvía cuando alguien volcado una valla. No ha habido más. Y la Policía ha intervenido muy contundente. Somos trabajadores. Han sacado las porras. En cuanto nos hemos acercado al tranvía ha habido problemas. Antes no. No quiero pensar que haya interés político en que no se moleste allí”, ha explicado Pedro Cárdenas, secretario general del Cecoma de CC OO, convocante de la huelga.

La Policía ha explicado que ha habido un incidente y que se ha requerido a tres personas para que se identificasen. No ha habido detenidos. Sólo se les ha identificado. A la comisaría. Supuestamente, son ellos los que han volcado vallas en Jaén por la paz. El mosqueo de los piqueteros era grande. Treinta o cuarenta han esperado la salida a sus compañeros, frente a la Comisaría de Arquitecto Berges y ante un fuerte dispositivo de agentes equipados con material andisturbios, escudos embrazados y porras al cinto, encarando a los huelguistas que buscaban la sombra de las Carmelitas.

A la Policía no le tembló el pulso a la hora itervenir cuando el PP intentó parar la obra del tranvía abrazando árboles en la Plaza de las Batallas. En el vídeo, salida de los huelguistas tras se identificados.