¿Sabe qué es el Anisakis y cómo prevenirlo?

DOCU_GRUPO photo : vicens gimenezinfo@vicensgimenez.comwww.vicensgimenez.com+34 609273270Una de las características de la Dieta Mediterránea es el consumo generoso de pescado. Entramos en una época del año en la que parte de la población se traslada temporalmente a zonas costeras. Esto favorece el consumo de pescado que, indudablemente, tiene efectos saludables. No obstante, hay que tener ciertas precauciones pues, en ocasiones, pueden representar un riesgo para nuestra salud.

El Anisakis es un parásito nematodo que utiliza como hospedador definitivo a mamíferos marinos, como delfines o ballenas. Estos se infectan al ingerir peces o invertebrados marinos, como crustáceos y moluscos, que se han convertido en hospedadores intermedios al ser infestados por larvas de Anisakis. Igualmente, el ser humano puede ser un huésped accidental si consume pescado crudo o poco cocinado que contiene las larvas. En este caso, produce una enfermedad que se denomina anisakiasis que, con frecuencia, se asocia a síntomas gastrointestinales agudos como dolor abdominal, diarrea, nauseas y vómitos. Sin embargo, la sintomatología puede ser muy variada, desde ser prácticamente asintomática hasta requerir cuidados médicos urgentes y constituir una auténtica emergencia. La infección puede estar acompañada por reacciones alérgicas más o menos graves tales como urticaria, angioedema o anafilaxia.
La anisakiasis humana está aumentando en los últimos años, convirtiéndose en un problema de salud pública. Considerando la peculiar manera de ponerse en contacto con este parásito, las medidas preventivas son esenciales para reducir el riesgo de adquirir la enfermedad. Esta se produce por el consumo de pescado crudo o poco cocido que contiene larvas vivas del parásito. Las larvas pueden medir entre 4 y 30 mm, son blanquecinas, redondas, de cuerpo cilíndrico y alargado. En los peces, pueden localizarse dentro del tracto digestivo, en la cavidad peritoneal en forma libre o, en las vísceras y musculatura en forma de espiral. Las especies donde más comúnmente se encuentran son bacalao, sardina, boquerón, merluza, arenque, salmón, bonito, caballa y, calamar entre otras. Tiene que tener especial precaución con: pescado insuficientemente cocinado; boquerones en vinagre; pescado ahumado en frío; arenque crudo en salmuera ligera; huevas de salmón; recetas que utilizan pescado crudo como el sushi o el sashimi.
Consejos prácticos
Algunos consejos prácticos que le pueden ser de utilidad son: cuando compre pescado fresco, debe quitarle las vísceras lo antes posible; mientras lo prepara, realice una inspección visual para detectar la posible presencia de los parásitos. A pesar de ello, no siempre es posible detectarlos en la musculatura del pescado, por ello, la mejor medida preventiva es cocinar bien el pescado, comprobar que está bien hecho y que no quedan partes crudas. Debe saber también que, para inactivar el parásito en el pescado, es recomendable congelarlo a menos 20ºC durante más de 24 horas. Debe ser consciente además que, si prepara en casa pescado en escabeche, en salmuera, ahumado en frío o marinado, estos tratamientos no eliminan el riesgo pues el parásito puede sobrevivir a ellos. En estos casos, la congelación previa del pescado sería obligatoria.
Las medidas preventivas siempre son rentables al mismo tiempo que fáciles de llevar a la práctica. ¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *