Arranca la aceituna

Un viento fresco, otoñal, azota la cresta del cerro que corona los Llanos de Ochoa. A un lado el horizonte recorta la silueta monumental de Baeza. Al otro, las majestuosas cumbres de Mágina. Todo lo que hay a la vista es un inmenso mar de olivos, mecidos por una brisa que huele a humedad y...