Sin título

La Concejalía de Urbanismo tiene goteras: en casa del herrero…, tejados en mal estado
 
Plaga de goteras. Muchos han sido los edificios en los que han aparecido tras el paso del frente nuboso del martes por la tarde, primer día de trabajo el nuevo jefe de bomberos, José Miguel de la Torre, al que señala ya como ‘responsable’ de la tromba y que anduvo entretenido el hombre, aparejador de profesión. Los cielos le dieron un bautizo de agua, bendita es verdad para el campo, los pantanos y el estado de las calles, que tras el torrencial ‘baldeo’ se han limpiado por fin. Lástima que la lluvia coincidiera con la tardía caída de las hojas de los árboles, lo que taponó más de una tragona. Otras las tapó el alquitrán poco antes de las elecciones municipales, en un asfaltado al por mayor y de urgencia política, como en la Avenida de Andalucía, convertida el martes en una gran balsa.
 
Las goteras no respetaron ni la casa que dirige y autoriza las obras de toda la ciudad, el antiguo palacio del Capitán Quesada, en la Merced, sede de la Gerencia Municipal de Urbanismo. Dice el primer teniente de alcalde, José Luis Cano, que el problema son los tejados, que hay un proyecto de arreglo en marcha y que gracias al resucitado Secoem esta vez las goteras han sido menores. Vale, pero la imagen de los charcos y los cubos en los pasillos del edificio desde donde se dirige el urbanismo no es, valga la redundancia, muy edificante.

Sin título

La concejala de Deportes pagará de su bolsillo la pintura si el proveedor no cobra
 
La atleta Ascensión Beltrán se ha encontrado una carrera de obstáculos desde que llegó al Ayuntamiento, un trazado ‘rompepiernas’ que podría decir su hermano, el conocido ciclista Manuel ‘Triki’ Beltrán, que por cierto iba en la candidatura del equipo adversario, el PP. Curiosidades al margen, la concejala socialista ha pasado algún que otro soponcio con las instalaciones heredadas, sobre todo cada vez que se celebra una competición con deportistas, más si cabe cuando son foráneos. Y al principio también tuvo serias dificultades para encontrar alguna empresa que hiciera pequeños arreglos, por ejemplo, en las instalaciones de ‘squash’ de Las Fuentezuelas, pues con las seis empresas con las que contactó le dijero lo mismo, que no trabajaban más con el Ayuntamiento hasta que no cobraran los que se les debía.
 
Hasta para obtener pintura se las ha visto y deseado. Es más, le ha prometido al proveedor que la final se la facilitó que si no cobra la factura antes de final de año, se la pagará de su sueldo.

Sin título

El alféizar
 
Líbrenos dios de los amigos…
 
José m. Liébana
 
 
Eco-Ayuntamiento
 
¡Es la ecología, estúpido! En 1992, el eslogan de la campaña presidencial en la que Clinton ganó a Bush padre fue ‘¡Es la economía, estúpido!’. Ahora se ha impuesto en la agenda política la lucha contra el cambio climático, como tantas causas de cuatro ‘chalaos’ ecologistas de jersey de punto incorporadas al discurso oficial en las últimas décadas.
 Primos aparte, hasta el PP ha propuesto este fin de semana que el país lidere esta lucha. Y en el eco-ayuntamiento de Jaén ya no hay «un pleno verde» como anunció la alcaldesa hace un mes, sino que todos se han tirado al monte, y no por el tono asilvestrado de algunos. Sólo hay que ver el pleno del jueves: adhesión a la Agenda 21, propuesta de un polígono industrial de biocombustibles o el apoyo a la campaña ‘Frente al cambio climático: actúa ya’.
Por no hablar de los puntos limpios, el parque eólico en ciernes, la futura ampliación de la depuradora de aguas residuales, la negativa al campo de golf (un órdago a la grande, audaz, sintomático y que aún supura), las reforestaciones anunciadas o las bombillas de bajo consumo navideñas. Por reciclar se recicla hasta la deuda municipal: 6,5 millones en el último pleno y, en breve, lo gordo mediante un crédito sindicado.
Por no hablar del apagón íntimo de sus señorías y de la ‘hora feliz’ en los autobuses, ‘coitos interruptus’ ambos, ya que se quedaron en el gesto simbólico, que no es poco, pero algo faltos de organización y de más implicación de la empresa de transporte público, la mayor beneficiaria a medio plazo de ello, aunque a corto tenga que gastar. Mejor dicho, invertir.
 
Ecosistemas
 
El cambio climático supone una alteración del ecosistema mundial. En política pasa igual: si los ecosistemas se calientan mucho, se ven amenazados. Como en la casa de Gran Hermano. O como le pasó a Álvaro de Luna, el condestable de Castilla, favorito del rey Juan II, que llegó a ser tan poderoso que la segunda esposa del rey, Isabel de Portugal (madre de Isabel la Católica), convenció a su marido para que lo ejecutara, en 1453, con la ayuda de sus primos (¡ay, los primos!), los Infantes de Aragón.
Su cabeza ‘está’ colgada en el Museo Provincial, en el impresionante óleo de Ramírez Ibáñez expuesto tras la espectacular remodelación del museo, uno de los acontecimientos culturales del año, cuyas salas recuerdan al Prado y no sólo por los muchos cuadros que tiene suyos en depósito, aquí en Jaén, sin colas y gratis.
Cuando los ecosistemas se recalientan, malo. Don Álvaro se alineó con la burguesía y la nobleza y le cortó la cabeza. La rivalidad es buena, pero sin pasarse.
‘Cuerpo a tierra, que vienen los míos’, dijo el ingenioso alcalde Alfonso Sánchez en el primer mandato del PP, equivalente al ‘fuego amigo’ con el que Felipe González alertaba hace poco sobre las consecuencias de la ‘segunda guerra del fútbol’. Mucho ha llovido en el ecosistema popular desde entonces, pero casi siempre aguaceros. Ahora hay calma chicha, pero puede calentarse cuando se nombre heredero/heredera del ex alcalde y actual portavoz, Sánchez de Alcázar. La escenografía del último pleno dejó clara la alianza de Miguel con Segovia e Inmaculada Solar, sentados juntos incluso. ¡Las vueltas que da la política! Mientras que por otro argamasan los favoritos de San Clemente, como la visita de esta semana a Cerro Molina del club de los cinco (Paterna, González, Méndez, Nestares y Rueda), observados de cerca el jueves por el dos del PP, García Anguita.
Sin colisiones entre ellos, pero en dos ámbitos y hasta con dos discursos y dos tonos, ¿’aznaristas’ y ‘marianistas’? El tiempo dirá.
Y mientras se despeja el futuro de Sánchez de Alcázar, que pidió volver al Parlamento, en donde dijo haberse dejado el «pellejo» después de que lo despellejaran en el último pleno Cano y López, el presidente y cabeza de lista, Fernández de Moya, se ‘fotomontajea’ con Arenas en las vallas para soponcio de algún automovilista, alegría de otros y sarcasmo de más de uno.
 
Otros apagones
 
Los socialistas también andan de listas. Que se lo pregunten a la consejera de Obras Públicas, que por algo fue la primera en acudir al Ayuntamiento de Jaén, en agosto todavía, para acercarse a la circunscripción y hacerle la pelota a Zarrías. Entonces dijo que Gaspar se había empeñado en la conexión ferroviaria con Córdoba, y que ahí iba. Y el viernes en Linares, que se había empeñado en el ramal de Santana, y que ahí iba. Y que Zarrías es el que manda en Andalucía, llegó a comentar.
En el ecosistema municipal hay algún síntoma de calentamiento. El PP se ha desperezado y en la comunicación interna del equipo de gobierno hay algún que otro apagón, y malestar. En fútbol, quien distribuye el juego no es quien lleva la pelota por todo el campo, sino quien la hace correr.
 
‘Haraquiri’ en IU
 
Pero si hay un sitio en el que leen a Kant estos días es en Izquierda Unida o Lo Que Sea: «Líbrenos dios de nuestros amigos, que de nuestros enemigos ya nos cuidaremos nosotros». La federación de izquierdas se plantea eso: si es una federación o sólo el PCE. Y el parlamentario ibreño José Cabrero, líder para los suyos y un activo para el resto, curtido en mil batallas pero harto del navajeo amigo, se retira a los cuarteles de invierno, que no es un abandono pero sí un síntoma de cómo está IU, que puede quedarse, si siguen los expedientes, sin representación en Diputación y el Ayuntamiento de la capital, ahora que gobiernan. «Estoy hasta los cojones de todos nosotros», que dijo el primer presidente de la Primera República.

Sin título

Manuel López ‘versus’ Miguel Segovia
 
Entretenida estuvo la última reunión del consejo de administración de la Sociedad Municipal de la Vivienda (Somuvisa). Antes de empezar, hubo un fuerte encontronazo dialéctico entre el concejal de Urbanismo, Manuel López, con el concejal del PP Miguel Segovia y el ex edil Manuel Peragón, que en este mandato forma parte de dicho consejo y que volverá a la corporación en primavera si se confirma la marcha de Miguel Sánchez de Alcázar.
 
El origen del ‘enganchón’ no ha trascendido de momento, pero teniendo en cuenta que los tres han llevado o llevan la peliaguada Concejalía de Urbanismo, puede que haya motivos de sobra.
 
O tal vez fueran las ocurrencias de unos y otros ese mismo día. Segovia compareció por la mañana en rueda de prensa con el ex alcalde para sacarle punta al auto judicial que autorizaba a Endesa a seguir con la subestación La Victoria y el concejal criticó la chapuza del nuevo equipo de gobierno. “Entre Manolo y Benito tienen un lío montado, como consecuencia del desbarajuste que hay en Urbanismo”, dijo recordando la serie televisiva basada en la popular ‘Manos a la obra’. Benito sería en este caso el portavoz de IU, José Luis Cano, primer teniente de alcalde en cuya área se inscribe Urbanismo. A lo que Manuel López replicó que prefería ser un currante antes que Corleone, personaje de ‘El Padrino’ que también se llama Miguel (Michael).
 
De las palabras por lo visto se pasó a las amenazas, y durante la sesión hubo otra entrega, aunque más liviana. El concejal de Urbanismo habló en un momento dado de las dudosas prácticas urbanísticas de algunos. No dio nombres pero la puya era más que evidente, por lo que Segovia pidió la palabra por alusiones.
 
La intensa relación entre ambos no es nueva. Se remonta al mandato 1999-2003 en el que ambos se intercambiaron querellas en los tribunales. Entonces López era portavoz del PSOE en la oposición y Segovia el concejal de Urbanismo.