Aquí sí hay playa

la playa de jaen, elmanemoreno

Para los incrédulos que aún dudaban de que Jaén tuviera puerto de mar, aquí va esta foto que he encontrado en Google Earth y que firma ‘elmanemoreno’ con el título ‘la playa de Jaén’. Está bien hecha y anima lo suyo, más en estos tiempos previos a un verano tan en crisis. Está alojada en las imágenes del Bulevar hechas desde el satélite.

Buscaba la diferencia de altitud en la ciudad, a raíz de la placa que ha puesto en la fachada del Ayuntamiento el concejal de Recursos Humanos, Organización, Nuevas Tecnologías y Puntos Geodésicos, José Manuel Colmenero. Con las obras han descubierto que en una puerta lateral había un clavo en un escalón con la ‘N’ de norte y un número, el 573, que son los metros de altitud a los que está el Consistorio, respecto a los escalones del Ayuntamiento de Alicante, referencia a nivel nacional lo mismo que el kilómetro cero en la Puerta del Sol madrileña lo es cuanto a la distancias.

En la placa figuran 573.3522 metros, que se antojan muchos, aunque el que haya cuatro cifras después del punto ya alerta de que en realidad es una coma. Aunque viendo que sus señorías suelen sufrir en algún que otro debate el soroche o mal de altura, podría valer. Por cierto, el Bulevar está unos cien metros por debajo. Se puede comprobar en la parte inferior de la pantalla al mover el ratón en Google Earth. En los Puentes la diferencia es de unos 250-300. Cada 180 metros la temperatura varía un grado, sin contar otras variables como la orientación, humedad, etcétera.

placa

botón

Callos, habas y árboles

CD#J1F1CELIA MONDÉJAR.JPG

El inicio de las obras del tranvía en el Paseo de la Estación de Jaén se ha aplazado unas semanas. Como dice uno de sus responsables, “no queremos pisar más callos de los necesarios”. Y están hablando con los dueños de bares que ponen terrazas de verano, comerciantes y quiosqueros. Es lo menos. Máxime cuando la Junta anunció que las obras serían “amables”.

En cuanto a los árboles, el proyecto prevé la tala de aquellos que están a la altura de los tres apeaderos del Paseo de la Estación: cabecera, edifición sindical y museo. ¿Cuántos? “Menos de veinte, seguro”, me dijo ayer el delegado de Obras Públicas. “Muchos menos de los que cortaron (el Ayuntamiento del PP) delante de la cárcel y del instituto y en el parque de los perfumes cuano hicieron el parking“, añade.

En todos sitios cuecen habas, por desgracia (Granada y Sevillla). Esperemos que sean los menos posibles, aunque para ello haya que mover algún apeadero. Es un parche, pero es lo que hay. El momento de evitarlo fue cuando el proyecto del tranvía se expuso al público y se abrió plazo para hacer alegaciones. Los ecologistas lo hicieron, pero el resto, como era verano, se ve que estábamos a la sombra. Tengo la sensación de que siempre llegamos tarde a conocer los proyectos y luego nos lamentamos cuando vemos las máquinas. En eso incluyo a la prensa. Por lo menos a mí. Entonces a lo mejor se podía haber conseguido variar algo el trazado y evitar imágenes como éstas:

Más que fútbol

Guardiola se la pone a sus jugadores una y otra vez para estimular y darles confianza y ha sonado en el Camp Nou y en el autobús para que se concentren antes del partido. Dicen además que les da suerte y que es una de las claves del éxito. Esta es la letra en inglés y español de ‘Viva la vida’, de Coldplay:

I used to rule the world
Seas would rise when I gave the word
Now in the morning I sleep alone
Sweep the streets I used to own

I used to roll the dice
Feel the fear in my enemies eyes
Listen as the crowd would sing:
“Now the old king is dead! Long live the king!”

One minute I held the key
Next the walls were closed on me
And I discovered that my castles stand
Upon pillars of salt, and pillars of sand

I hear Jerusalem bells are ringing
Roman Cavalry choirs are singing
Be my mirror my sword and shield
My missionaries in a foreign field
For some reason I can not explain
Once you know there was never, never an honest word
That was when I ruled the world
(Ohhh)

It was the wicked and wild wind
Blew down the doors to let me in.
Shattered windows and the sound of drums
People could not believe what I’d become
Revolutionaries Wait
For my head on a silver plate
Just a puppet on a lonely string
Oh who would ever want to be king?

I hear Jerusalem bells are ringing
Roman Cavalry choirs are singing
Be my mirror my sword and shield
My missionaries in a foreign field
For some reason I can not explain
I know Saint Peter won’t call my name
Never an honest word
And that was when I ruled the world
(Ohhhhh Ohhh Ohhh)

Traduccion:

Solia gobernar el mundo
los mares se levantaban cuando yo lo decia
ahora en las mañanas duermo solo
Barro las calles que solian ser mias.

solia tirar los dados
Sentir el miedo en los ojos de mis enemigos
Escuchar la gente cantar:
“el Rey ha muerto, Larga Vida Al Rey”

Por un minuto tuve la llave
despues las paredes me fueron cerradas
Y descubri que mis castillos se asentaban
encima de pilares de sal y arena.

Escucho las campanas de Jerusalen sonando
Coros de Cavallerias romanas Cantando
Ser mi espejo mi espada y escudo
mis misioneros en una tierra lejana
por alguna razon no me puedo explicar
que alguna vez aqui nunca hubo
una palabra honesta
eso era cuando gobernaba el mundo.

fue el extraño y loco viento
quien soplo a las puertas para dejarme entrar
rompio ventanas y sono tambores
La gente no podia creer en lo que me converti
los revolucionarios esperaban
por mi cabeza en una bandeja de plata
solo una marioneta colgada de un solitario hilo
Oh quien hubiera querido ser el rey?

Escucho las campanas de Jerusalen sonando
Coros del Calvario romano Cantando
Ser mi espejo mi espada y escudo
mis misioneros en una tierra lejana
por alguna razon no me puedo explicar
que alguna vez aqui nunca hubo
una palabra honesta
eso era cuando gobernaba el mundo.

Momento apagafuegos

DOCU_IDEAL

Con los primeros pastos secos tras el calor de días atrás, llegan los primeros conatos, varios a la vez, en las faldas delCerro de Santa Catalina, el domingo pasado y hoy martes, que auguran que los bomberos van a tener trabajo este año después de una primavera lluviosa. Como tiene trabajo la alcaldesa, que aprovecha la semana valle para apagar algunos, o más bien conatos, a la espera de que se calme el ardor guerrero del socio de gobierno y mientras llega el pleno municipal de la semana próxima y caen algunos árboles en el Paseo de la Estación.

Allí que ve salir humo, allí que llega al volante, con la concejala de Bomberos de copiloto y el lugarteniente López en el pescante. Como el domingo en el Nuevo La Victoria cuando unas bengalas prendieron en el papel higiénico. Saltó el trío desde la presidencia para vigilar el conato y, entre otras cosas, comprobar las dificultades del camión para entrar y la necesidad de abrir más puertas, ahora que el fútbol en Jaén vuelve a ser un deporte de masas.

O el reciente anuncio a los representantes vecinales de los Puentes de que en breve se reunirá la comisión de seguimiento del protocolo para encauzar los ríos y construir la presa del Eliche, antes de que convoquen protestas. O la reunión con la asociación de vendedores del mercado de San Francisco para tranquilizarlos con el ‘parking’ y las obras antes de que se amotinen contra la peatonalización de La Carrera. O la entrevista de ayer con el pintor David Padilla para pedirle disculpas… A algunos fuegos ya llega tarde aunque no sean de gran tamaño, a otros llega a tiempo de sofocarlos cuando aún son conatos, pero la temporada no ha hecho más que empezar y la primavera ha sido lluviosa, y hasta tormentosa. De nuevo.

(los incendios acabarán con el otoño y entonces los bomberos estarán más ociosos, como estos que incendiaron la Feria de San Lucas del año pasado)

Jaén y la madre que la parió

ofina del tranvía de Jaén

Lo repitió el delegado de la Consejería de Obras Públicas (arriba, en el centro): que con las inversiones de la Junta en la ciudad, “a Jaén no la va a conocer ni la madre que la parió”. No es que fuera muy original pero sonó valiente. No hay más que verle, chaqueta celeste, corbata aceituna, pantalón marrón y zapatos negros, y a inaugurar la oficina de información del tranvía. Eso es tener valor.

Puede que además Valdivielso lleve razón y Jaén dé un cambio radical. Tanto que incluso cambie de gobierno. Porque la mayor de esas inversiones puede ser decisiva dentro de dos años. El PP lo sabe y aprovecha el ‘tranviescepticismo’ y la mala prensa que siempre tiene una tala de árboles y, aunque en otras ciudades donde gobierna lo esté poniendo y en un principio lo apoyara, va a hacer todo lo posible por que el tranvía descarrile, aunque sea encadenándose a los troncos a lo baronesa Thyssen, aun a riesgo de convertirse en el Partido del No al Tranvía, convencidos como están de que el malestar por las obras será grande y de que si el tren no llega a tiempo, les dará la alcaldía.

En el otro raíl están las prisas de la Junta y la falta de tacto en ocasiones, alentando asaltos a palacios de invierno, como el que lanzara el coordinador local de IU, Javier Aguilera, cuando gritó a los árboles de la Avenida de Madrid “¡En Jaén no manda la Junta!”. Porque si el tranvía va demasiado rápido, se le descuelga el socio municipal en un latigazo de estos, pero si va demasiado lento, no llega a tiempo. He ahí el dilema para estos dos años. Y esta semana empiezan en el Paseo de la Estación.

La caza del octubre rojo

Marko Ramius es el capitán del submarino nuclear más moderno de la Unión Soviética, el Octubre Rojo, equipado con un revolucionario sistema silencioso de propulsión, que lo hace invisible a cualquier sonar. Parece que va a realizar su primer ejercicio, pero el capitán Ramius tiene otro plan: navegar con el submarino hasta la costa americana y desertar.

Esta película hay quien la ha proyectado todos los días en los cines jienenses en los últimos dos años, con la esperanza mal disimulada, no tanto de convencer al capitán para que cambie de bando sino de sembrar dudas entre la tripulación. En las últimas semanas lo ha hecho aprovechando el salto de una capitana de la misma flota, aunque de un submarino vecino. Y eso cala. Como la humedad.

Dos años de mar embravecida, en pleamar y en bajamar. La flota aliada salió ya tensa pero contenta, pero el año pasado se encararon, proa contra proa, y aceleraron el uno contra el otro a toda máquina buscando con denuedo la destrucción mutua, que en el último instante evitaron sus capitanes desviando la trayectoria. Desde entonces navegan juntos, pero cada uno en su buque. Ahora es más grave. Para los partidarios del capitán es un motín, mientras que para los del segundo de abordo, el capitán se debe a su tropa. Y entre tanto, los operadores de cine no dejan de pasar la misma película.

Eso le pasa por nacer en octubre.

La Kolesnikova se fue con los cisnes

el lago de los cisnes Francis  (22)

El amor de Sigfrido logró una vez más deshacer el hechizo y que Odette dejara de ser un cisne, pero no pudo convertirla en Irina Kolesnikova, la primera bailarina del Ballet Theatre de San Petersburgo, un prodigio internacional en expresividad y elegancia que voló el lago jaenero y pasó de largo. Maldita sea. Mira que el príncipe (arriba, en la foto de Francis) lo intentó. Eso no quita que ‘El lago de los cisnes’ que ayer se vio en el Nuevo Teatro Infanta Leonor fuera un éxito muy aplaudido, que justificó que se agotaran las entradas, algo que en los últimos espectáculos no suele ocurrir, dicen que por la dichosa crisis.

Es habitual que en un ballet de esta categoría los primeros bailarines no actúen siempre -la víspera lo hizo en Alicante, dos días antes en Londres y hoy lo hará en París– y, aunque me fastidie, puedo entender que se reserven para plazas mayores, con aforos más grandes y precios más altos (por ejemplo, a finales de mes actúa en Zaragoza y cuesta casi el doble). Además, el Patronato de Cultura me dice que contrató el ballet, no a los nombres. Vale.

Pero lo que me sabe mal es que me tomen por tonto, aprovechando que yo de esto sé lo justo. Me fastidia sobremanera que el ballet juegue a confundir y te ‘venda’ en la cartelería y en todo a Irina y luego, aprovechando que las bailarinas se parecen mucho en tutú, están lejos y no paran de moverse, nos engañe como a paletos de provincias. Y lo peor es que sin querer luego propagamos el bulo. En fin, el patronato debería estar más vigilante, la verdad.

Siempre nos quedará Youtube.

Con nocturnidad y ¿alevosía?

tala 2

Así ha quedado la mediana de la Avenida de Madrid (al fondo, la rotonda de la Bariloche), después de que en la noche del martes al miércoles fuera talada la arboleda de marras. Los técnicos del tranvía aseguraron que la mayoría no se podía trasplantar porque eran de hoja caduca y que si se mantenían, se perdía un carril en este importante aceso a Jaén y las ramas afectarían a la catenaria. A cambio, la Junta adquirió compromisos, aunque los ecologistas ya señalaron que estos árboles no se podían sustituir porque tenían varias décadas.

De esta polémica ya hemos hablado. Lo que me parece más curioso es que la tala se hizo hasta de madrugada, según me contaba este mediodía un comerciante, que pasó por allí a la una y media y oyó el estrépito de las motosierras. Cargaron varios camiones, para lo que desviaron el tráfico por Expansión Norte. ¿Era la mejor forma y hora de hacerlo o se hizo para evitar nuevas protestas, con nocturnidad y alevosía?

Aurelia, de sonrisa eterna

KN#PSOE AURELIA CALZADA FRANCIS

Quince años. Quién se lo iba a decir cuando en 1994 llegó a la capital procedente de la Sierra de Segura para hacerse cargo de la Delegación Provincial de Educación. Aurelia Calzada (Chiclana de Segura, 1959), profesora de Infantil y Primaria, ha sido nombrada esta mañana por el Consejo de Gobierno andaluz directora general de Participación e Innovación de la Consejería de Educación.

Es su tercera dirección general y ha pasado por tres consejerías, regresando a la de Educación. En 2004 fue nombrada directora general de Personas con Discapacidad de la Consejería de Igualdad y Bienestar Social, con la consejera jienense Micaela Navarro, y desde el año pasado era viceconsejera de Obras Públicas y Transportes, con otra consejera jienense, María del Mar Moreno, quien en su regreso a Andalucía como titular de Educación ha vuelto a tirar de ella.

Calzada estuvo seis años de delegada provincial y desde 2000 fue directora general de Construcciones y Equipamiento Escolar, que dejó en 2003 para formar parte de la lista del PSOE a las elecciones muncipales en la capital. Como entonces no consiguieron el gobierno municipal, pasó a la Diputación como vicepresidenta tercera responsable de Promoción y Turismo, en donde también duró poco, volviéndose a Sevilla.

Es el único nombramiento de este martes relacionado con Jaén y se esperan pocos cambios en el equipo de delegados provinciales, como ya dijimos. Por varias razones: la remodelación del Gobierno andaluz sólo ha afectado a algunas consejerías, hace sólo un año de las últimas elecciones y, además, la dirección provincial socialista quiere pocos cambios.

Por cierto, el ex consejero de Innovación, Ciencia y Empresa, Francisco Vallejo, ha tomado posesión hoy como senador por designación autonómica, en sustitución de María del Mar Moreno.

Izquierda Unida, los árboles y el bosque

ecologistas esther muñoz.jpg

Los Verdes alemanes (Die Grünen) conviven históricamente con dos corrientes en su seno, ‘fundis’ y ‘realos’, que literalmente significan fundamentalistas y realistas, aunque más bien cabe hablar de teóricos y pragmáticos. Una dicotomía que trasciende a este partido y constituye dos formas de afrontar la realidad. Y hasta una misma persona se puede levantar ‘fundi’ y acostarse ‘realo’, o viceversa.

En el ecopacifismo se ha hecho más patente porque se trata de una ideología revolucionaria por transformadora, que desde los años ochenta se enfrentó al dilema de asumir la responsabilidad de gobernar sin perder su identidad. A grandes rasgos, en un primer momento dominaron los ‘fundis’ (Petra Kelly) y luego los ‘realos’ (Joschka Fischer).

Ciertamente, no hay nada más práctico que una buena teoría, pero cuando se gobierna las teorías se ponen ‘en la práctica’, y ahí es donde surge el dilema. Ahí es donde parece estar el alma más ‘verde’ de IU en Jaén a raíz de los árboles del tranvía. El tiempo y los jienenses dirán si es un medio útil para la ciudad, pero de entrada es de los más ecológicos y defendido por el ecologismo en muchos países.

Otra cosa son los árboles que se lleva por delante. Cabrea y subleva su tala, pero la mayoría de las obras de infraestructuras sacrifican algunos, incluso a menudo para facilitar el uso de vehículos contaminantes, y tampoco parece coherente proponer un cambio del trazado , aunque no sea el mejor, justo cuando empiezan los trabajos y después de que el proyecto se expusiera al público un tiempo. De lo contrario, los árboles pueden impedir ver el bosque.

Eso no es impedimento para exigir que se trasplante todo lo que se pueda y más zonas verdes, de la que Jaén es claramante deficitaria, y que no se entre a saco como se entró en la mediana de García-Triviño, por las prisas, por un exceso de pragmatismo, precisamente.