Los viernes de los malos modos

Como dice María de la Capilla, sesiones plenarias agrias, gritonas y poco edificantes siempre las ha habido en el Ayuntamiento de Jaén, y en muchos salones de plenos, pero en este mandato, son la tónica general de los viernes de final de mes, que si en el caso de los consejos de ministros con últimamente los viernes de dolores por tantos recortes e impuestos, en el caso jaenero son más bien los viernes de los malos modos. En el último se volvió a repetir, y eso que sus señorías iban con la crema solar puesta y casi de vacaciones. Lo habitual es que quien gobierna se queje de la montaraz forma de ejercer de la oposición. Menos en Jaén. El equipo de gobierno aduce que a ellos no les dejaban hablar cuando eran la oposición, así que, nada, talión, ojo por ojo, diente por diente, como en el Antiguo Testamento. Tan edificante que si se lo han perdido en directo no se preocupen, lo repiten el sábado y el domingo, y en horario infantil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *