El diablo está en los detalles

El pasado sábado tomó posesión la nueva corporación municipal de Jaén, precedida de una intensa jornada en la que estuvo a punto de consumarse el cambio de alcalde, si bien al final Ciudadanos optó por votar en blanco y con ello permitir la reelección del candidato del PP, José Enrique Fernández de Moya. Del intenso fin de semana ya dimos cuenta en el periódico y en las redes sociales, pero del acto en el Ayuntamiento se me habían quedado en el DIM de la cámara algunas fotos de detalles, anécdotas y un poco de mala leche, aunque siempre sin acritud.

Bódalo solo
Al concejal de Jaén en Común y líder del sindicato SAT, Andrés Bódalo, con su ya conocida gorra revolucionaria, le tocó ocupar un lugar tan monárquico como este.

corbatas
Un concejal del PP y un delegado de la Junta coincidieron en la corbata, adornada de calaveras que son una de las señas de identidad de la firma de moda Scalpers, que fundara el duque de Feria. No digo más. Ambos son currantes aunque no precisamente monacales. Además se llevan bien, lograron poner de acuerdo a ambas administraciones en una anterior etapa en asuntos importantes para la ciudad y no me extrañarían que lo sigan haciendo en el futuro. De momento comparten corbata.

rosas

Es la portavoz de Ciudadanos y nada más acabar el acto fue obsequiada por su marido con un ramo de rosas naranjas, por supuesto, del mismo color que el vestido que lució la abogada Salud Anguita y que suele llevar los complementos muy conjuntados.

leche

Y como en la plaza de Santa María hubo celebraciones de todo tipo, cada grupo de concejales con los suyos, tampoco quiso perderse la ocasión este grupo de jóvenes, algunos de los cuales ya estuvieron en la ceremonia de hace cuatro años y que brindaron con leche, puede que fresquita.

 

 

A Fernández de Moya le mueven el sillón

reunión 2

Las noches electorales las carga el diablo. En la última, el PP jienense no pudo reeditar la ‘japuana’ que cuatro años atrás dijo haberle pegado a la oposición, pero celebró por adelantado que mantendría la alcaldía porque de lo contrario tendría que formarse un tripartito de “perdedores”. Y ahí empezó a torcerse el asunto.

La resaca electoral fue para repetir que habían sido la fuerza más votada y para advertir que al otro lado estaba la “extrema izquierda”. Ciudadanos dijo desde el principio que apoyaría la lista más votada (fue lo que más destacó Fernández de Moya tras su primer encuentro) y por eso PSOE y Jaén en Común (JeC) se dedicaron a sacar lustre a sus dulces derrotas y a preparar por separado la oposición.

Luego vinieron la suspendida reunión sin el alcalde, el tenso encuentro en el Parador (arriba, en la foto, con el gesto serio de Salud Anguita al lado de Fernández de Moya), la exigencia de disculpas por los excesos en campaña y las ofrecidas el miércoles a través de cara interpuesta y con referencia al ‘pecado’ por si alguien no se había enterado, en una especie de ‘ahí lo llevas’. Y ayer llegó la andanada-bombazo de Salud Anguita, su decepción con el alcalde, la acusación de que este sólo busca la alcaldía y el más que probable voto en contra de mañana por parte de Ciudadanos.

Voto sin consecuencias prácticas a priori pero con muchas implicaciones a posteriori. Declaraciones que anuncian un mandato más complejo de lo esperado para el PP y con las barbas puestas a remojo de los alcaldes vecinos ‘populares’ de Granada, Córdoba y Almería. Habrá quien piense que el PP jaenero no quiere darse cuenta de que ya no tiene mayoría absoluta. Al contrario. Lo sabe perfectamente. Lo que pasa es que juega con ventaja: o Ciudadanos se pliega o que se alíe con PSOE y JeC, convencido de que esto le reportará la mayoría absoluta dentro de cuatro años y, de paso, que otros se coman el marrón de la ruina municipal.

Sólo así se explica la falta de tacto de Fernández de Moya en este nuevo escenario y que el candidato socialista, Manuel Fernández, esté a estas alturas como el malogrado Christopher Lee en la película de Terence Fisher: como un ‘no muerto’.

Christopher-Lee-as-Dracula-christopher-lee-2454870-417-606