Esposas que interrogan

 ¿Eran necesarias las esposas a los detenidos en la ‘operación paraíso’ cuando ayer la policía los puso a disposición judicial? ¿Se trataba de criminales peligrosos y había riesgo de huida? ¿Deben unos acusados de un presunto fraude administrativo recibir el mismo trato que por ejemplo alguien que haya asesinado? ¿Cuántos grandes acusados de corrupción se recuerdan que hayan sido esposados por la policía? ¿Y el principio de proporcionalidad en la administración de justicia, un principio de rango constitucional al que puede apelarse por ejemplo en un recurso de amparo? ¿Es imprescindible que los detenidos pasen una noche en la comisaría para no ponerlos a disposición judicial hasta el día siguiente como está ocurriendo en este y en otros casos recientes o se busca la ‘pena de calabozo’? ¿Por qué algunos imputados (ahora investigados) recientes que en cambio sí han sido citados a declarar por el juez no han sido detenidos ni esposados? ¿Por qué unos sí y otros no? ¿Quién toma la decisión cuando no son los jueces?

¿Puede por casualidad haber un político, aunque sea uno solo, que no sea corrupto, o un empresario, o incluso un sindicalista, o los condenamos a todos antes de juzgarlos para conseguir el aplauso fácil? ¿Es que no ha habido en los últimos tiempos algunos imputados y detenidos en la provincia que luego han sido absueltos como para andarse con cuidado? ¿Quién repara luego el posible daño?  ¿Vale todo, incluso cargarse principios jurídicos básicos, para acabar con la corrupción, pequeña o grande, y los abusos de poder que sin duda aún hay? ¿Es que el fin justifica los medios? Y, al margen del delito, que tendrá que juzgar el juez con todas las consecuencias como es obvio, ¿el paseíllo esposados no los ha juzgado ya y hasta condenado?

‘Quis custodiet ipsos custodes?’, se preguntaba el poeta romano Juvenal en sus ‘Sátiras’. ¿Quién guardará a los guardianes?’. ‘¿Quién vigilará a los vigilantes?’, se preguntó también Platón en la ‘República’. El filósofo griego creía a ciegas en la responsabilidad de estos y le bastaba su vocación de servicio público y su aversión al poder y las ambiciones.

Las democracias modernas son menos ingenuas y confían más en la separación de poderes. En que, por ejemplo, el poder ejecutivo, que es el que dirige las fuerzas y cuerpos de seguridad, no haga funciones que corresponden al poder judicial.

Porque, allí donde no hay separación de poderes, la democracia queda detenida, esposada y con muchos interrogantes.

 

5 Comments

  1. Y porque nos tiramos de los pelos cuando pasa esto con un político y no cuando es un marido acusado por su mujer, o un ladronzuelo que roba una cartera? Acaso no medimos con la misma vara según con quien nos topamos? O es que tendremos que quitar de una vez la venda a la Justicia, y ver que no es tan ciega como quisieramos.
    Estos señores han metido la mano en la bolsa, lo mismo que lo han hecho otros muchos, y la presunción de inocencia es igual para un albañil como para todo un Delegado de la Junta.
    Si en algo se ha equivocado la Policía es en no tratar a todos por igual. Porque cuando se detuvo a presidente y al director general de la Caja Rural, se les traslado en coche camuflado y sin esposas. Y no vi que entoces usted o alguien de su periodico o de otros periodicos provinciales que ahora tanto ponen en duda el trabajo policial se hicieran eco de la noticia y fuesen a la puerta del juzgado a fotografiarlos. Acaso no quiere morder la mano que les da de comer?
    Ya esta bien de lamentaciones. A unos se les puso en libertad porque eran trabajadores o empresarios de bajo nivel, que se limitaron a realizar meros tramites para que otros se lo llevaran calentito.
    1. Respeto y hasta comparto parte de su opinión. En cuanto al otro caso que refiere, este periódico estuvo a la altura, se lo puedo asegurar, aunque siempre todo sea mejorable. Y mis dudas no son hacia el CNP, que es una policía democrática y que defiendo y admiro, sino en todo caso a quienes toman las decisiones dentro de ella.
    2. Alucino con esa afirmación, ¿estos señores han metido la mano en la bolsa? ¿me puede decir en qué se basa para decirlo? Me da igual el partido político, yo no me decanto por ninguno, pero aquí hay una persona totalmente inocente y tanto él como nosotros sus familiares estamos pasando un mal rato innecesario con comentarios como los suyos, basados en suposiciones, entérense bien de las cosas antes de criticarlas. Si es por rabia de que a alguien de su partido se le tratase mal, diga eso, y en otro sitio, no aproveche cualquier desgracia para esto, porque eso dice mucho de su persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *