El Jaén ‘susanista’

cesar

Zarrías descendió como don Pelayo de las montañas de Cazorla, Segura y Las Villas, a cuya junta rectora había sido desterrado tras perder la Consejería de Presidencia de la Junta cuando ‘Arfonso’ Guerra se cargó a ‘Pepote’ Rodríguez de la Borbolla, y en un pispás reconquistó el potente partido socialista de la provincia, ante un sorprendido Cristóbal López Carvajal. Era 1994. Con él, y a la vera de Chaves, los socialistas jaenitas, prietas las filas, ampliaron su poderío como tierra de promisión del puño y la rosa, dentro y fuera del partido. Hasta que en 2009 llegó Griñán, el otro vicepresidente en el canto del cisne del ‘chavismo’, y mandó parar. El PSOE jienense, más empujado que por decisión propia, se hizo crítico, un papel que nunca le ha gustado, y se las tuvo que ver con la heredera. Pero, hete aquí que, en el calor de julio de 2013, en una jugada de estrategia negociadora ‘win-win’ (‘todos ganan’) de esas que enseñan en las escuelas de negocios, Reyes y Micaela Navarro aparecen en una foto entrelazando sus brazos con Susana Díaz – con la actual alcaldesa ubetense como anfitriona – durante las primarias del socialismo andaluz y se convirtieron con la fe del converso a la causa ‘susanista’.

Cómo será la cosa que acaba de anunciarse que ‘la esperanza de Triana’ para una parte del socialismo patrio hará su puesta de largo, su primera etapa en la carrera hacia Ferraz, en lo que había sido territorio hostil, y del brazo del expresidente Zapatero (en la foto de EFE, de un desayuno en Madrid el año pasado, parece decirle a un ‘sonrisa helada’ César Luena, entonces poderoso secretario de Organización ‘sanchista’, un ‘este está conmigo’). Será el viernes 16 de diciembre, festividad de Santa Adela, que fue emperatriz en Italia y que suele representarse ofreciendo consuelo y alimento a los pobres, a menudo junto a un barco.

aceite

Pero que no menosprecien a Pedro Sánchez y su ‘blablacar’, convertido por azares del destino en heraldo de la izquierda en el PSOE y estandarte de una parte importante de la militancia. No sería la primera vez que el ‘aparato’, ahora capitidisminuido en gestora, pierde unas primarias. Le pasó a Almunia con Borrell allá por 1998 y a Bono con Zapatero unos años después. Y en la reciente constitución de la plataforma de los críticos en la provincia, reunieron a unos cuantos, para una provincia tan ‘susanista’.

Una vez me contó Zarrías que en la Segunda República el sindicato anarquista CNT llegó a tener un millón de afiliados, con la mitad de población que ahora en España, y que muchos de sus hijos y nietos estaban en el PSOE. Así que, cuando se abren las urnas, nunca están seguros sus dirigentes de qué ocurrirá. No les crean si escuchan lo contrario. Lo único claro a estas alturas, 29 de noviembre, víspera de San Andrés, es que como mínimo será dos, si no tres. Y que la carrera va a estar muy divertida. ¡Ah! También tengo claro que este año la ejecutiva provincial socialista no le va a regalar a Sánchez aceite extra temprano de la nueva cosecha como hace ahora doce meses. Eso seguro.

 

Cubero, los caballos y el ‘mannequin challenge’

alcalde israel

Regresó de Israel el alcalde jienense, con la agenda repleta de contactos, la cabeza llena de ideas y los ojos rebosantes de otredad. Es lo que tiene viajar. Conoces otras latitudes y también la tuya, y cuando vuelves la ves de otra manera. Nos pasa también a los demás cuando regresamos a ‘villacandil’. Y me cuenta que Jaén tiene que salir de su inercia, de sus limitaciones, de sus ciclos perpetuos, y espera poner su granito de arena para que la ciudad retome su desarrollo y se promocione más fuera, en lugar de esa imagen congelada, a lo ‘mannequin challenge’, otra moda tontorrona que hace furor, cuando aquí ya teníamos ese más castizo ‘estás más parado que los caballos de Cubero’. Que la Fuerza le acompañe.

Mientras eso llega, al menos no nos carguemos las cosas buenas que tiene Jaén. Que las tiene. Un ejemplo: los Premios Literarios Jaén. Un esfuerzo inversor en cultura, del que no estamos sobrados, y que da la sensación que no se valora lo suficiente. Ninguno de los máximos responsables de las cuatro administraciones públicas en Jaén y provincia acudió a la gala, a diferencia de años atrás, y eso que estos premios llevan y difunden el nombre de Jaén por todo el país. Lo hicieron segundos espadas y sus intervenciones fueron tan buenas que hicieron olvidar a sus jefes, que se perdieron la oportunidad de escuchar a Nativel Preciado defender la importancia de leer.

También fue reconfortante, y emocionante, pasear por la ciudad empapelada de frases en el Día Mundial de la Filosofía, y oír la lluvia caer con ganas por fin, y ver a los olivareros sonreír y escuchar a los jienenses confiar en unas Navidades de empleo como hacía años que no.

(Foto: El alcalde de Jaén regaló un olivo de plata a su homólogo de Jerusalén, Nir Barkat)

‘Cuqui’ visita Israel

alcalde judio

Un regidor viajero. El alcalde de Jaén ha desplegado en el último mes y medio una singular agenda nacional e internacional. A finales de septiembre viajó a Ceuta y se trajo la Legión para que en la Semana Santa acompañe al Cristo de la Buena Muerte. A primeros de octubre se desplazó a Granollers para participar en la X Asamblea General de la Red Española de Ciudades por el Clima y se trajo su apuesta por la peatonalización del centro de la capital jienense con el fin de reducir la contaminación, para lo cual esperan fondos europeos DUSI (antiguo Urban). En los días próximos a la Feria de San Lucas se entrevistó en Madrid con el ministro Montoro, bajo los auspicios del recién nombrado secretario de Estado de Hacienda, y se deduce que algo apalabraron sobre el plan económico aprobado el miércoles y sobre la petición de un nuevo crédito de 130 millones, pagadero ‘a lo Isaac Asimov’, hasta 2056.

Y este domingo viaja a Israel para participar en la 31ª Conferencia de Anual Internacional de Alcaldes, que esta vez girará en torno a las ‘smart cities’, es decir, las ‘ciudades inteligentes’, aquellas que abrazan las nuevas tecnologías, la eficiencia y la sostenibilidad (medio ambiente, agua, educación, seguridad y salud), que es como hablarle de música celestial a quien no llega a final de mes (el pago de las nóminas) pero en línea también con el ‘bendito maná’ del DUSI que esperan que caiga, salvo que la cruda realidad cercene la ilusión creada. “La realidad, sí, la realidad;/ un sello de clausura sobre todas las puertas del deseo”, que escribiera Luis Cernuda.

jaen-shaprut

El alcalde Javier ‘Cuqui’ Márquez intentará no obstante traerse de Tel Aviv también algo para Jaén, en torno a la figura de Hasday ibn Shaprut (Jaén, 915-Córdoba, 975), médico e importante diplomático judío nacido en nuestra Yayyan y al que los israelíes tienen estima y gran respeto como uno de sus ilustres ancestros. Puede que ese fuera el motivo de invitar al burgomaestre jienense, el único de España que asistirá a la conferencia, junto a otros diecinueve de todos los continentes, y que serán recibidos por el primer ministro, Benjamín Netanyahu, el presidente y los ministros. El año pasado, por ejemplo, acudió el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, político demócrata que por cierto estos días tiene que tragarse a Donald Trump con su torre y todo en la Quinta Avenida de Manhattan. El año anterior estuvo el nuevo presidente argentino Mauricio Macri y, en 2013, el primer ministro italiano Matteo Renzi. Casi ‘na’.

‘The honorable Mr. Francisco Javier Márquez Sánchez, mayor of Jaén (Spain)’. Así comienza la invitación del ministro de Asuntos Exteriores de Israel y del todopoderoso American Jewish Congress. Así que, ahí está nuestro ‘Cuqui’ desempolvando su inglés, hombre políglota y ciudadano del mundo (domina también el alemán de cuando trabajó de abogado en Munich) y preparando la maleta (el billete lo paga de su bolsillo, mientras que los gastos de la estancia corren por cuenta de los organizadores) en la que irán pequeños olivos de plata de obsequio, con la esperanza también de traerse algo para la ciudad. ¡Ah!, y si no les coge el teléfono, no desesperen, es que las medidas de seguridad impiden utilizarlo.

Que Hasday ibn Shaprut le proteja y le ilumine, que falta le va a hacer, más en Jaén que en Israel, pues le quedan aún dos año y medio largos de mandato. Qué pena que dejásemos escapar en 2013 la Casa Sefarad de Jaén por nuestra indolencia y por el a veces desorientado sentido de las prioridades de nuestro inefable Ayuntamiento. Pero esa es otra historia.

(Arriba, foto de la visita al Ayuntamiento del embajador de Israel en España, en julio pasado; y abajo, alusión al aniversario del nacimiento de Hasday  ibn Shaprut, en junio, cuando se le concedió la medalla de oro de la ciudad)

Un pantano lleno de tontos

MR05. Leesburg (United States), 07/11/2016.- Republican presidential candidate Donald Trump campaigns at a rally at Loudon Fairgrounds in Leesburg, Virginia, USA, 07 November 2016. Republican Donald Trump is running against Democrat Hillary Clinton in the election to choose the 45th President of the United States of America to serve from 2017 through 2020. (Estados Unidos) EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

Mucho habrá leído, visto y oído ya sobre el ‘Trumpazo’. Todo hecho inesperado e indeseado genera ganas de saber, de buscar explicaciones, y más en usted, lector de prensa, con inquietudes por encima de la media. Me va a permitir que le recomiende un artículo del conocido cineasta estadounidense Michael Moore, sobre las cinco razones de la victoria de Trump. Su interés añadido es que lo escribió en julio pasado.

Este es un resumen (el texto está en Internet): ‘1. El Brexit del medio oeste de EE UU’. Pronostica la victoria del magnate en cuatro estados junto a los Grandes Lagos (Michigan, Ohio, Pensilvania y Wisconsin, que a la postre fueron los que decidieron), un cordón industrial maltratado por la deslocalización de empresas, «chimeneas esparcidas en el esqueleto de lo que antes llamábamos clase media» y donde Trump prometió empleo y habló de castigar a Ford con impuestos del 35% en los coches que importara, y a Apple de obligarle a dejar de fabricar en China. ‘2. Trump, último bastión de los hombres blancos enfadados’, que ven cómo después de un negro les puede gobernar una mujer, cuando ellos siempre han tenido el poder. ‘3. El problema de Hillary’, su falta de carisma, que ni emociona ni transmite y que representa a la política tradicional, a los políticos de toda la vida, al ‘establishment’. ‘4. El voto deprimido de Sanders’, el rival de Clinton en las primarias demócratas. Muchos de sus entusiastas partidarios se quedarían en casa, en especial los jóvenes, auguró. ‘5. El efecto Jesse Ventura’, un exluchador profesional, un ‘offsider’ que fue elegido gobernador por el simple hecho de que iba contra «un sistema político enfermo». «Y es lo que va a pasar con Trump», predijo Moore. Y pasó.

 

DOCU_IDEAL
Muchas de estas claves son específicas de EE UU y otras son comunes en la política occidental actual, con estos nuevos ‘antisistema’ y las inoperantes viejas formas de quienes sólo piensan en el ciudadano a la hora de pedirle el voto.
Ejemplos hay. Salvando las distancias, estos días tenemos en Jaén un pantano acabado el año pasado. ¡Veinte años después! de cansinos anuncios, presupuestos, fotos, tiras y aflojas. Veinte. Ahora la presa de Siles, concebida para riego sobre todo, está llena pero no sirve para nada porque no hicieron las tuberías, con el peregrino argumento de que los regantes no han dicho hacia dónde las querían. Y todo ello con dinero público. Nos toman el pelo. Piensan que el pantano, más que de agua, está lleno de tontos.

Zhivago municipal

Doctor_Zhivago_secuestrado

“A mí, mientras los bancos me fíen…», me dijo una vez un concejal con mando en plaza. Y vaya si prestaban. El Ayuntamiento de Jaén ya debía lo suyo a bancos y proveedores, pero el ladrillo llenaba de liquidez las arcas y la plantilla municipal se duplicó para que media ciudad tuviera algo que agradecer. Y como incluso entonces faltaba dinero, se vendió el suelo. Y cuando se acabó, se vendió el suelo futuro del ‘primer’ PGOU mediante convenios urbanísticos. Y préstamos y más préstamos bancarios. Y llegó la etapa ‘keynesiana’ para combatir la crisis con obras públicas de los Planes E estatales y los Proteja autonómicos, pero como había que cofinanciar una parte y ya no había ladrillo, ahí se quedaron. Y los bancos empezaron a ponerse muy malitos y ya no fiaban, ni al concejal ni al alcalde ni al sursum corda. Y como habíamos vendido ya hasta las joyas de la abuela y privatizado los servicios municipales más jugosos, los bancos, salvo uno, ya no se fiaban del Ayuntamiento de Jaén.

Entonces vino el Estado y con su aval nos prestaron, eso sí, al doble de los intereses del mercado, 254 millones para pagarle a los proveedores y que el Ayuntamiento pudiera seguir abierto, que cuando hay hambre no hay pan duro, aunque fuera muy duro y trajera el doble de hambre. Tanto que ni pudimos pagar los intereses del préstamo y el Estado nos recortó la ‘paga’, y ahora pedimos un crédito un mes sí, otro no. Y como eso es un sinvivir, el Ayuntamiento anuncia un macrocrédito de 130 millones para pagar en 2056 y mientras ir tirando, ¿cuánto?, tres años, porque todos reconocen un déficit estructural de 30-40 millones anuales. Así que, acabaremos este mandato como sea, como hemos hecho hasta ahora, y el siguiente, que arree.

En lugar de hacer causa común con otros ayuntamientos maltrechos, de empujar con la FEMP o de aprovechar la debilidad del Gobierno en ciernes, este gobierno municipal va a hacer lo que el resto: pedir pan duro para hoy y el que venga detrás, que arree.

Y no esperen milagros con 130 millones, que casi todo se irá en pagar nóminas, intereses de préstamos anteriores y sentencias judiciales de los proveedores hartos de esperar. Y mientras, los servicios municipales seguirán su lenta pero inexorable pauperización, en un proceso de cronificación de la pobreza.

Decía Pasternak en su ‘Doctor Zhivago’ que la historia, en tiempo real, no se ve. Como la hierba no se ve crecer. Como este empobrecimiento municipal al que ya, de hecho, nos hemos acostumbrado.