La vida te da sorpresas

FdM porcuna

Mucho parece haber llovido, o no, desde que el actual presidente provincial del PP jienense, José Enrique Fernández de Moya, escribió este ‘tuit’: ‘Magnífico alcalde el de Porcuna’, decía, con foto incluida del regidor al volante de un coche municipal. Puede que incluso lo siga pensando, aunque puede también que matizara lo que escribió a continuación: ‘Miguel Moreno, todo un ejemplo de buen hacer’. Y más después de criticar sus “prisas” en la rebelión que este le ha montado para el próximo congreso provincial. Pero entonces era 2015 y el primer edil había revalidado su mayoría absoluta en Porcuna y con uno de los porcentajes más altos del país en municipios de más de 5.000 habitantes: por encima del 63%.

Llegue hasta donde llegue esta revuelta interna frente a la cúpula del PP jienense que dirige el también secretario de Estado de Hacienda, está claro por las reacciones de unos y otros que se trata de una tentativa “seria”, como dice el propio alcalde, que anunció su intenciones el pasado día 21 acompañado de otros 12 alcaldes y que afirma tener el respaldo de otra media docena, del total del 25 que tiene el PP en la provincia. Tanto es así que el perfil de Miguel Moreno en Facebook ha llegado a su tope de 5.000 seguidores y no puede recibir más solicitudes, aunque tiene un ‘blog personal’ en la misma red social y con el mismo nombre.

Fernández de Moya tiene en su perfil sin limitación 9.000 seguidores. Él y su equipo siempre han estado muy activos en las redes sociales y dan cuenta de su intensa agenda, con todo tipo de actividad a nivel nacional, regional y de Jaén capital, y desde hace una semana, Jaén provincia también.

con soroya

Otra curiosidad del perfil de Miguel Moreno es que tiene colgados dos fotos del último congreso nacional del PP, una con un dirigente emergente como Pablo Casado y la otra con la todopoderosa vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, por si alguno tenía dudas de dónde situarlo.

Carmelitas descalzos en el PP

san-juan-de-la-cruz-bn1

“¡ Oh llama de amor viva..!”. Revolución sanjuanista en el PP. El alcalde de Porcuna cita al místico de Ávila para definir su sorpresiva y beatífica rebelión de «mano blanda y toque delicado» (…‘que a vida eterna sabe / y toda deuda paga; / matando, muerte en vida la has trocado’). Revolución carmelita descalza, reforma frente a los frailes del Carmelo calzados. Los que tenían el poder, frente a los despojados. Hermanados y sin embargo enfrentados.

‘¡Oh, llama de amor viva, que tiernamente hieres!’ Revuelta pacífica, lejos al menos en sus inicios de las cruentas guerras del PP de comienzos de siglo entre Sánchez de Alcázar y Fernández de Moya, cuando rompieron su tándem en San Clemente y acabaron perdiendo la alcaldía de Jaén en 2007.

alcaldes PP

Revuelta de pétalos de rosa, sin dejar de reconocer la valía del presidente provincial, pero dejando dicho que hay distancia, desequilibrio, desapego, desatención, desamparo en los pueblos.

Revuelta rural y de los Morenos. Porque, ¿habría sido tal sin Juanma? ¿Habría obtenido Miguel Moreno el apoyo de tanto alcalde, que hasta cinco minutos antes iba del brazo del poder, sin el deseo del líder del PP andaluz de renovar provincias o sin su falta de cariño con FdM? ¿Se habrían movido tantos a la vez en un partido en el que parece que nunca pasa nada, donde las votaciones se atan con hilo bramante y terminan en aclamaciones con porcentajes del noventa y tantos, y las voces críticas y los alcaldes apeados del sillón son acomodados en cómodos cargos?

Y todo ello cuando FdM levitaba como Miquel Roca con la absolución de la infanta, ya sin el potro de tortura de la alcaldía de Jaén, con la secretaría de Estado de Hacienda aún reciente y con su principal valedora, pluriCospedal, bendecida en el congreso nacional aunque fuera a regañadientes.

Y todo ello con un Podemos estrábico en Vistalegre y con secuelas en Úbeda. Con Ciudadanos anaranjado tirando a sonrojo con el ‘sálvame deluxe’ de sus ex en el Ayuntamiento de Jaén. Con los sanchistas del ‘no es no’ en Linares mientras el PSOE del monarca Reyes afila las bayonetas.

2017, año de congresos en los partidos. Descalzos contra calzados. Hagan apuestas. ‘Rien ne va plus’.

‘Cuqui’ visita Israel

alcalde judio

Un regidor viajero. El alcalde de Jaén ha desplegado en el último mes y medio una singular agenda nacional e internacional. A finales de septiembre viajó a Ceuta y se trajo la Legión para que en la Semana Santa acompañe al Cristo de la Buena Muerte. A primeros de octubre se desplazó a Granollers para participar en la X Asamblea General de la Red Española de Ciudades por el Clima y se trajo su apuesta por la peatonalización del centro de la capital jienense con el fin de reducir la contaminación, para lo cual esperan fondos europeos DUSI (antiguo Urban). En los días próximos a la Feria de San Lucas se entrevistó en Madrid con el ministro Montoro, bajo los auspicios del recién nombrado secretario de Estado de Hacienda, y se deduce que algo apalabraron sobre el plan económico aprobado el miércoles y sobre la petición de un nuevo crédito de 130 millones, pagadero ‘a lo Isaac Asimov’, hasta 2056.

Y este domingo viaja a Israel para participar en la 31ª Conferencia de Anual Internacional de Alcaldes, que esta vez girará en torno a las ‘smart cities’, es decir, las ‘ciudades inteligentes’, aquellas que abrazan las nuevas tecnologías, la eficiencia y la sostenibilidad (medio ambiente, agua, educación, seguridad y salud), que es como hablarle de música celestial a quien no llega a final de mes (el pago de las nóminas) pero en línea también con el ‘bendito maná’ del DUSI que esperan que caiga, salvo que la cruda realidad cercene la ilusión creada. “La realidad, sí, la realidad;/ un sello de clausura sobre todas las puertas del deseo”, que escribiera Luis Cernuda.

jaen-shaprut

El alcalde Javier ‘Cuqui’ Márquez intentará no obstante traerse de Tel Aviv también algo para Jaén, en torno a la figura de Hasday ibn Shaprut (Jaén, 915-Córdoba, 975), médico e importante diplomático judío nacido en nuestra Yayyan y al que los israelíes tienen estima y gran respeto como uno de sus ilustres ancestros. Puede que ese fuera el motivo de invitar al burgomaestre jienense, el único de España que asistirá a la conferencia, junto a otros diecinueve de todos los continentes, y que serán recibidos por el primer ministro, Benjamín Netanyahu, el presidente y los ministros. El año pasado, por ejemplo, acudió el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, político demócrata que por cierto estos días tiene que tragarse a Donald Trump con su torre y todo en la Quinta Avenida de Manhattan. El año anterior estuvo el nuevo presidente argentino Mauricio Macri y, en 2013, el primer ministro italiano Matteo Renzi. Casi ‘na’.

‘The honorable Mr. Francisco Javier Márquez Sánchez, mayor of Jaén (Spain)’. Así comienza la invitación del ministro de Asuntos Exteriores de Israel y del todopoderoso American Jewish Congress. Así que, ahí está nuestro ‘Cuqui’ desempolvando su inglés, hombre políglota y ciudadano del mundo (domina también el alemán de cuando trabajó de abogado en Munich) y preparando la maleta (el billete lo paga de su bolsillo, mientras que los gastos de la estancia corren por cuenta de los organizadores) en la que irán pequeños olivos de plata de obsequio, con la esperanza también de traerse algo para la ciudad. ¡Ah!, y si no les coge el teléfono, no desesperen, es que las medidas de seguridad impiden utilizarlo.

Que Hasday ibn Shaprut le proteja y le ilumine, que falta le va a hacer, más en Jaén que en Israel, pues le quedan aún dos año y medio largos de mandato. Qué pena que dejásemos escapar en 2013 la Casa Sefarad de Jaén por nuestra indolencia y por el a veces desorientado sentido de las prioridades de nuestro inefable Ayuntamiento. Pero esa es otra historia.

(Arriba, foto de la visita al Ayuntamiento del embajador de Israel en España, en julio pasado; y abajo, alusión al aniversario del nacimiento de Hasday  ibn Shaprut, en junio, cuando se le concedió la medalla de oro de la ciudad)

Un pantano lleno de tontos

MR05. Leesburg (United States), 07/11/2016.- Republican presidential candidate Donald Trump campaigns at a rally at Loudon Fairgrounds in Leesburg, Virginia, USA, 07 November 2016. Republican Donald Trump is running against Democrat Hillary Clinton in the election to choose the 45th President of the United States of America to serve from 2017 through 2020. (Estados Unidos) EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

Mucho habrá leído, visto y oído ya sobre el ‘Trumpazo’. Todo hecho inesperado e indeseado genera ganas de saber, de buscar explicaciones, y más en usted, lector de prensa, con inquietudes por encima de la media. Me va a permitir que le recomiende un artículo del conocido cineasta estadounidense Michael Moore, sobre las cinco razones de la victoria de Trump. Su interés añadido es que lo escribió en julio pasado.

Este es un resumen (el texto está en Internet): ‘1. El Brexit del medio oeste de EE UU’. Pronostica la victoria del magnate en cuatro estados junto a los Grandes Lagos (Michigan, Ohio, Pensilvania y Wisconsin, que a la postre fueron los que decidieron), un cordón industrial maltratado por la deslocalización de empresas, «chimeneas esparcidas en el esqueleto de lo que antes llamábamos clase media» y donde Trump prometió empleo y habló de castigar a Ford con impuestos del 35% en los coches que importara, y a Apple de obligarle a dejar de fabricar en China. ‘2. Trump, último bastión de los hombres blancos enfadados’, que ven cómo después de un negro les puede gobernar una mujer, cuando ellos siempre han tenido el poder. ‘3. El problema de Hillary’, su falta de carisma, que ni emociona ni transmite y que representa a la política tradicional, a los políticos de toda la vida, al ‘establishment’. ‘4. El voto deprimido de Sanders’, el rival de Clinton en las primarias demócratas. Muchos de sus entusiastas partidarios se quedarían en casa, en especial los jóvenes, auguró. ‘5. El efecto Jesse Ventura’, un exluchador profesional, un ‘offsider’ que fue elegido gobernador por el simple hecho de que iba contra «un sistema político enfermo». «Y es lo que va a pasar con Trump», predijo Moore. Y pasó.

 

DOCU_IDEAL
Muchas de estas claves son específicas de EE UU y otras son comunes en la política occidental actual, con estos nuevos ‘antisistema’ y las inoperantes viejas formas de quienes sólo piensan en el ciudadano a la hora de pedirle el voto.
Ejemplos hay. Salvando las distancias, estos días tenemos en Jaén un pantano acabado el año pasado. ¡Veinte años después! de cansinos anuncios, presupuestos, fotos, tiras y aflojas. Veinte. Ahora la presa de Siles, concebida para riego sobre todo, está llena pero no sirve para nada porque no hicieron las tuberías, con el peregrino argumento de que los regantes no han dicho hacia dónde las querían. Y todo ello con dinero público. Nos toman el pelo. Piensan que el pantano, más que de agua, está lleno de tontos.

Zhivago municipal

Doctor_Zhivago_secuestrado

“A mí, mientras los bancos me fíen…», me dijo una vez un concejal con mando en plaza. Y vaya si prestaban. El Ayuntamiento de Jaén ya debía lo suyo a bancos y proveedores, pero el ladrillo llenaba de liquidez las arcas y la plantilla municipal se duplicó para que media ciudad tuviera algo que agradecer. Y como incluso entonces faltaba dinero, se vendió el suelo. Y cuando se acabó, se vendió el suelo futuro del ‘primer’ PGOU mediante convenios urbanísticos. Y préstamos y más préstamos bancarios. Y llegó la etapa ‘keynesiana’ para combatir la crisis con obras públicas de los Planes E estatales y los Proteja autonómicos, pero como había que cofinanciar una parte y ya no había ladrillo, ahí se quedaron. Y los bancos empezaron a ponerse muy malitos y ya no fiaban, ni al concejal ni al alcalde ni al sursum corda. Y como habíamos vendido ya hasta las joyas de la abuela y privatizado los servicios municipales más jugosos, los bancos, salvo uno, ya no se fiaban del Ayuntamiento de Jaén.

Entonces vino el Estado y con su aval nos prestaron, eso sí, al doble de los intereses del mercado, 254 millones para pagarle a los proveedores y que el Ayuntamiento pudiera seguir abierto, que cuando hay hambre no hay pan duro, aunque fuera muy duro y trajera el doble de hambre. Tanto que ni pudimos pagar los intereses del préstamo y el Estado nos recortó la ‘paga’, y ahora pedimos un crédito un mes sí, otro no. Y como eso es un sinvivir, el Ayuntamiento anuncia un macrocrédito de 130 millones para pagar en 2056 y mientras ir tirando, ¿cuánto?, tres años, porque todos reconocen un déficit estructural de 30-40 millones anuales. Así que, acabaremos este mandato como sea, como hemos hecho hasta ahora, y el siguiente, que arree.

En lugar de hacer causa común con otros ayuntamientos maltrechos, de empujar con la FEMP o de aprovechar la debilidad del Gobierno en ciernes, este gobierno municipal va a hacer lo que el resto: pedir pan duro para hoy y el que venga detrás, que arree.

Y no esperen milagros con 130 millones, que casi todo se irá en pagar nóminas, intereses de préstamos anteriores y sentencias judiciales de los proveedores hartos de esperar. Y mientras, los servicios municipales seguirán su lenta pero inexorable pauperización, en un proceso de cronificación de la pobreza.

Decía Pasternak en su ‘Doctor Zhivago’ que la historia, en tiempo real, no se ve. Como la hierba no se ve crecer. Como este empobrecimiento municipal al que ya, de hecho, nos hemos acostumbrado.

La indignación de José Ríos

TFGP.

“Si pudiera, cogería una máquina y acabaría con toda mi obra en Jaén», me cuenta cuando nos encontramos en las chilindrinas por San Lucas, hace unos días. Para que un artista, alguien que crea, hable de destruir, muy indignado tiene que estar. Y lo está. Y no me extraña. Su obra, repartida por Jaén, presente en varios de sus accesos, no es sólo que no se mantenga y cuide por quien está obligado a ello, la autoridad municipal, como la creativa ‘Rotonda de los Pavos’, sino que además la destruye con una impunidad que da escalofríos por lo que supone.

Como una mano de hierro con el índice hacia arriba al estilo del ‘me gusta’ de Facebook, colocada junto a la rotonda de entrada al Distribuidor Norte – construido por la Junta – y que el Ayuntamiento quitó porque decía que amenazaba con caerse (el autor dice que eso era imposible), el mural gigante que hizo con ‘Belin’ pocos metros más allá y que casi hay que demolerlo porque la Junta levantó el muro donde no era, una bola que hizo en un edificio del Campus de Jaén para la Universidad y que cuando remozaron el edificio desapareció, los actos vandálicos de la vía verde de Jabalcuz y su falta de mantenimiento o el poste que le han colocado a su escultura de la lavandera en la Fuente de la Peña para enganchar guirnaldas en la romería, entre otros.

User comments

O el árbol caído en la calle Castilla, un monumento al desprecio al artista y a todos los jienenses, que lo pagaron con la remodelación de la calle, en 2010, cuando gobernaban otros. Un camión de la recogida de la basura – un servicio municipal – se lo llevó por delante, hace ya dos años y medio. Y como dice Ríos, les costó más no ponerlo, pues tuvieron que quitar el anclaje y el tronco que quedó y reponer la solería, cuando bastaba con soldar la forja. El propio artista se ofreció a colaborar en la reparación, pero ni por esas. Ni se sabe adonde fue a parar.

DOCU_IDEAL
Las aguadas del añorado David Padilla fueron a la chatarra con su corroída estructura metálica y se montó, con justicia, la marimorena. Incluso por los que ahora callan y destruyen la obra de otros artistas, y eso que hasta anunciaron acciones judiciales contra la entonces alcaldesa por «la destrucción el patrimonio público», dijeron.

Me cuenta Ríos que ofreció a dos comunidades de vecinos hacer gratis los murales que pinta en los hastiales, y que le dijeron que nones. Así que sigue pintando, fuera, ahora en Estepona, y cobrando. ¡Qué pena a veces de este Jaén, corto hasta de nombre!

‘No’ es ‘no’

 

 

ci
El fin del bipartidismo dejó a cuatro grandes actores en la escena nacional. “Es el tiempo del diálogo y el acuerdo”, decían todos, políticos y no políticos. Pero no es cierto. “No es no”. Y no sólo en el PSOE. “¡Al enemigo, ni agua!”. “¡Dales caña!”. “¡A por ellos, oéee!”. ‘Vetos cruzados’ lo llaman. Por distintas razones, PP y PSOE sólo han podido entenderse con Ciudadanos, pero sin mayoría absoluta. Y como el centroderecha no suma lo suficiente y el centroizquierda tampoco, pues no puede ser y además es imposible.

Criticamos a los políticos por no ponerse de acuerdo, proponemos que no cobren hasta entonces, les exigimos que pacten, pero que los nuestros no cedan. No hemos entendido el nuevo tiempo, o nos cuesta desprendernos del viejo. La costumbre es una segunda naturaleza, que decía Aristóteles.

Los discursos políticos siguen siendo igual de previsibles que un día sin lluvia. Nadie reconoce algo bueno en el adversario. Los ataques, por ejemplo, a la nueva plaza de Santa María persisten – más allá de la razonable discrepancia estética o por alguna chapuza en la ejecución – incluso por quienes más la usan como gran espacio ceremonial bajo el impresionante y ahora diáfano ‘retablo’ de la fachada de la Catedral. “¡Al enemigo, ni agua!”

¿Abstención o ‘no’? se desangra el PSOE, incapaz por otro lado de entenderse con Podemos (y viceversa), como han hecho en comunidades autónomas y ayuntamientos. Si lo va a decidir la militancia, que se ahorren el viaje. Igual que si en primavera hubieran preguntado a los militantes del PP. O al resto. Algunos han pasado del ninguneo a la militancia a su deificación. ¿Qué hacer entonces? Como decía Pascal, no me sigas, que yo también estoy perdido. Sólo tengo preguntas. ¿Los partidos son sólo de los militantes, como las calles lo son sólo de sus vecinos, o el resto del barrio o de la ciudad también tiene algo que decir?

Las consultas son democracia, está claro. Hace poco, sin ir más lejos, propuse una para la carrera de San Antón. Pero tienen sus límites. Por ejemplo, los derechos humanos. Escribe en Facebook la exportavoz de IU, Isabel Mateos, sobre la reciente consulta en Hungría: “Decidir en referéndum qué se va a hacer con los refugiados me recuerda el primer referéndum de la historia: ‘¡Crucifícale, crucifícale!’… y Jesús fue crucificado, democráticamente’.

A estas alturas, mi única certeza es que el infierno son los otros, que decía Sartre. El ‘otro’, la otredad, en este caso política o ideológica. Y así es imposible un ‘nosotros’.

¡Guerra, guerra!

ITALY LA SCALA

 

Eso canta el coro egipcio al final del primer acto de ‘Aída’. «¡Guerra, guerra! ¡Exterminio al invasor! ¡Vamos, Radamés, regresa vencedor!». Eso le piden a Pedro Sánchez los suyos, y a Susana Díaz los otros, en un partido muy partido. Los egipcios despiden a sus tropas que marchan sobre los etíopes, después de que la diosa eligiera al capitán para guiarlas en el campo de batalla. «¡Ritorna vincitor!». Pero los estatutos del PSOE, que son como los designios de Isis en versión administrativa, no aclaran quién debe ser su Radamés. Por lo que ayer quedó planteada una pugna tan cruenta como larga, una guerra civil en toda regla. ¡Guerra, guerra!

Guerra también a este lado del Guadalbullón entre administraciones gobernadas por ‘populares’ y socialistas, una vez que parece superado el beatífico efecto de la toma de posesión de Javier Márquez como alcalde jienense, que puede quedar en un espejismo. Agosto y sobre todo septiembre han roto muchos puentes.

La ruptura de las hostilidades, para regocijo de los ‘hooligans’, tuvo como detonante los distintos procesos judiciales de las últimas semanas. Casos como ‘Paraíso’, ‘Permuta’, la legionela en las fuentes o los contratos con Matinsreg, y agravados por sus distintos tratamientos policiales, para malestar socialista, que ve el sello de Fernández de Moya y que ha pasado de no hacer sangre por la imputación del concejal de Personal a sacar los cañones como anteayer hizo Reyes, hablando de gestión municipal «muy turbia» del exalcalde, quien la semana pasada salió en tromba anunciando que el PP se personará como acusación particular en el caso del delegado de Empleo y que pedirá una comisión de investigación en la Diputación, poniendo también en duda la la limpieza de la gestión de esta.

DOCU_GRUPO COMIENZA A CIRCULAR EN PRUEBAS EL TRANVÍA DE JAÉN TRAS 13 MESES PARALIZADO

Y si el clima de entendimiento instaurado hace diez meses tuvo como símbolos la presencia del presidente de la Diputación en el Ayuntamiento o la visita a este de Susana Díaz, negadas a su antecesor, el símbolo de la actual fase bélica es el cruce de acusaciones del alcalde y el delegado de Fomento, amigos como todo el mundo sabe, a cuenta del tranvía. El regidor, partidario de ponerlo en marcha e incluso de una segunda línea, pudo esgrimir sin más la evidente ruina municipal. En su lugar, echó mano de los argumentos de Fernández de Moya, y Valdivielso tampoco se quedó corto cuando le dijo que había sido abducido por el espíritu de este.

Las palomas abducidas por los halcones. A río revuelto, ganancia de ‘hooligans’. Y la casa sin barrer. Es la guerra. ¡Guerra, guerra!

 

(FOTOS: Arriba, representación de la ópera ‘Aída’ en la Scala, en Milán, en 2006. Abajo, el tranvía de Jaén en pruebas, en 2012)

‘Mica’, de casco azul

IF0BNK01 (d

Trajín de vida. La andujareña, que ya sufrió lo suyo cuando Griñán la acusó de moverle la silla con el respaldo del poderoso PSOE jienense, y que fue apartada del Gobierno andaluz para agravio local, logró la absolución de la ‘griñanista’ Susana Díaz, las vueltas que da la vida, una vez que Paco Reyes pasó de enemigo íntimo a compadre en el bautizo sevillano. Y al cielo con ella. Micaela Navarro Garzón fue nombrada presidenta del PSOE andaluz en el congreso de finales de 2013, entre lágrimas de gratitud y aplausos justicieros de los suyos. Y, ocho meses después, presidenta del PSOE federal, hasta el punto de tener que dejar la presidencia del PSOE jienense, que sigue vacante por cierto, porque tripresidenta parecía ya excesivo.

Y ahí está desde entonces la diputada jienense, en el puente aéreo entre Sevilla y Madrid, a la vera de Susana y de Pedro. Cuando ambos se llevaban bien pues, las vueltas que da la vida, no hace mucho la trianera hizo campaña a favor de el del barrio de Tetúan, todo iba sobre ruedas, ‘trolley’ para arriba y para abajo. Luego vino la guerra fría y a Micaela le preguntábamos si le habían encargado que mediara y tendiera puentes. La de Andújar, todo prudencia, lo negaba como podía, asegurando que ellos eran mayores y que se hablaban. Y ahora que la guerra interna es ya de todo menos fría, Micaela está atrapada entre ‘los hunos y los otros’, como decía Unamuno, y, aunque seguro que tendrá su corazón en algún sitio, intenta al menos que no se note mucho y que la sangre no llegue al río, mediando de casco azul en la batalla desatada, junto a los pocos dirigentes que aún no están en una u otra trinchera.

Por eso, que lo que diga Micaela en estos días es mirado con lupa y ella intenta huir de cámaras y micros. Ayer, los compañeros de la prensa le preguntaron a la carrera si conocía el caso de algún secretario general que hubiera dimitido de perder una votación interna. Y esto fue lo que dijo, de forma un tanto atropellada:“Mire yo no me acuerdo de todos los secretarios generales de la historia del país en este momento pero… a lo… probablemente a lo mejor ha perdido se lo digo así, no quiero que alguien diga después ni te lo sabes, no, es que no me acuerdo ahora de memoria si ha habido algún secretario general que haya perdido una votación…”

De ahí extrajo Europa Press Madrid el siguiente titular: ‘La presidenta del PSOE dice que Sánchez “probablemente” debería dimitir si el Comité Federal ‘tumba’ su propuesta’. Y a volar. La noticia corrió como la pólvora y llenó boletines informativos de las radios, telediarios y ediciones digitales, la mayoría sin intencionalidad al reproducir sin más el teletipo y otros con ella pues tenían la grabación completa. A primera hora de la tarde vino el desmentí de la propia Navarro en la misma agencia, negando que hubiera pedido la dimisión de Sánchez, a la vez que reclamaba a los suyos mesura, sobre todo en las redes sociales. Pero ¿quién escucha a un casco azul ya abollado desde por la mañana, con lo emocionante y divertidos que están los ‘tronistas‘ de este mujeres y hombres y viceversa?

(La foto es de noviembre pasado, en la precampaña de las generales, en un acto en Jaén)

‘Cuqui’ resiste (de momento)

alcalde EP

Convocatoria urgente de Javier Márquez, a las 7:44 de la mañana. “Nos hemos quedado como las peladillas”, resume expresivo el burgomaestre jienense, quien desde que llegó a la silla eléctrica de la alcadía, no hace ni un año, larguísimo año, vive tan pelado como las arcas municipales, más solo que un náufrago sin Wilson, con un Gobierno central en funciones, o no, que diría Rajoy, y con la Junta que no le da “ni agua”, dice ‘Cuqui’. Y lo que no dice, por no echarse más piedras contra su ya precario tejado, como que tiene un equipo de gobierno que él no eligió, un partido que no le arropa como se esperaba, una mayoría que no es absoluta y una oposición que tiene cada vez más enfrente. ¡A mí la legión! Y se fue a Ceuta, y logró el compromiso de que el Tercio Duque de Alba 2º acompañe al Cristo de la Buena Muerte en la próxima Semana Santa, que menos da una piedra.

Mientras llegan tambores y cornetas, el alcalde ha salido con urgencia a la palestra, sobre todo para tranquilizar a las masas, como la que forman los más de 1.400 empleados municipales (sin contar las plantillas de los servicios privatizados), confirmando que al final han juntado dinero para pagar septiembre y que seguirán pagando las siguientes nóminas. Y es que la preocupación había cundido en la casa de los vacíos desde que la semana pasada anunció que no llegaban a final de mes. Y segundo, para tranquilizar sobre su continuidad al frente del Ayuntamiento, en entredicho ante tantos obstáculos, los ya sabidos y los sobrevenidos, y ante los mensajes nada alentadores que transmitía su soledad, con algunos correligionarios ya postulándose entre bambalinas como posibles sucesores.

“Personalmente lo estoy pasando muy mal”, ha dicho esta mañana, con adverbio incluido, que luego ha repetido. “La situación es muy ruinosa”. Más aún, Márquez ha dicho vivir “con el corazón encogido”, en especial por la falta de liquidez, hasta el punto de plantearse si la alcaldía “compensa o no compensa”. Pero aunque no le compensase, no va a tirar la toalla. Y eso también lo ha querido dejar claro en su urgente comparecencia de este martes. Primero, porque el alcalde sabía donde se metía, como ha reconocido, aunque nunca pensara que le tocara vivir “los peores momentos” del Ayuntamiento, con permiso de Edward A. Murphy y sus famosas leyes. Y segundo, porque ‘Cuqui’, aunque viva en el alambre y con las arcas como las peladillas, es un optimista antropológico (que no patológico). No hay más que ver su saluda de Feria: “Desde el Ayuntamiento de Jaén sólo buscamos luz, aire fresco y color en vuestras vidas”. Casi nada.