Callejones con salida

Hagan la prueba. Esta mañana, cuando salgan de su domicilio, dediquen un par de minutos a reparar en el paisanaje. Fíjense hacia donde miran. Ya les anticipo que muchos errarán con los ojos clavados en el suelo. Otros muchos caminarán mientras pulsan de forma espasmódica las teclas del móvil. Y tan sólo unos cuantos -posiblemente ninguno- observarán lo que se cuece sobre sus testas. Los expertos en psicología comunicativa aseguran que los cabizbajos son aquéllos que no creen en lo que escuchan. Y yo les pregunto ¿ustedes creen en lo que escuchan? Me atrevería a adelantar que la ‘inmensa mayoría’, glosando al egregio Blas de Otero, respondería sin farfullar que sí. Rotundamente sí. La crisis, puñetera y aviesa, empobrece caudales y anhelos. Y miramos insistentemente hacia abajo. Abismados en reflexiones. Calculando geometrías. Pensando en rutinas. Mal vamos por ese camino, compañeros de viaje.

Hemos de darle la vuelta a la tortilla. Y hemos de hacerlo rapidito, que necesitamos brotes verdes aunque sean imaginarios. Y habló de alegorías y mucho más. Levantemos la vista porque suceden cosas espectaculares que nos estamos perdiendo y que alimentan el alma, enjuta por el tedio, de bellezas singulares y gratuitas. Porque la belleza es uno de los mejores antídotos contra la tribulación. Porque la belleza, como decía Alejandro Casona, “es otra forma de la verdad”. Busquémosla. Y busquémosla ahí arriba. En Jaén es fácil encontrarla de día y de noche. Fíjense, por ejemplo, en el discurrir de las nubes y el tiempo sobre las atalayas marmóreas de la Catedral. Fascinante. O en Atenea, la diosa pétrea de la plaza de las Batallas, con las alas desplegadas dispuesta a emprender el vuelo a ninguna parte. O el castillo de Santa Catalina. Admírenlo de día, pero háganlo sobre todo de noche. Abran las pupilas de par en par, como los búhos otean el horizonte, y gocen sin rubor de los claroscuros y la sutileza con que la luz de la Luna, devuelta al mundo tras destellar sobre los ribazos de ese cerro mítico para los jienenses, se cuela por todos los recodos, descubriéndonos una ciudad con un poder de seducción que abruma a propios y extraños.

Pues de esto va la película. De torres, mitologías y contrastes, pero sobre todo de andar con la cabeza bien alta. No por altivez; todo lo contrario. Amigos y amigas, aprehender lo bello no es ninguna metáfora y sí, por mucho que se afanen cenizos y malafollás, este callejón tiene salida. Que nadie nos engañe. La solución no pasa por confiar en que sus ilustrísimas se levanten un día, un puñetero día, con la habilidad de atinar y adoptar una medida, una puñetera medida, que cambie el sino de una provincia con una vergonzante tasa de desempleo, trenes que no llegan y jóvenes que se van. El mañana está en nuestras manos. Una frase manida, pero también una verdad como un templo. Como la Catedral, como el Alcázar Nuevo y como los nimbos avanzando sobre bóvedas celestes. Y como ese Jaén que se reinventa sacudiéndose los complejos y siempre mirando hacia el cielo.

5 Comments

  1. Estupendo ensayo, por el entusiasmo que pones y por las palabras regaladas que tanta falta nos hacen, soy de las que mira el entorno constantemente, hacia adelante, buscando siempre esa belleza de la que nos hablas , al alcance de la vista y gratis, la mayoría de veces tan reconfortante, y como bien dices con la cabeza alta para que no se escape nada, cada uno en nuestro paisaje personal, Gracias! por compartir.
  2. En parte, no creo en lo que escucho.
    Y más si es un político, porque estoy educado en escuchar palabras, no rebuznos.
    Al igual que existe una técnica que evade sicológicamente del persistente sonido de los acúfenos, esto igual,es escuchar a alguno, en mi cerebro salta la vieja canción de la Tarara, o Francisco Alegre,y así dure su discurso como los de Fidel Castro, es empresa baldía.
  3. Reconozco de usted sr Pastor, es un buen lector/interpretador de tablar,números de estadísticas, y que leyéndolas explica los tantos por cientos, de si marginalidad si lee la columna de gente, mucha gente necesitada de la sopa de Cáritas.Demasiados para Jaén, medalla olímpica de inacción estatal, muermo periodístico de denuncia,mediocridad apesebrada de cualquier grupo político.Partidos y sindilareros de profesión que no sindicalista. Véase al bandolero ( supuesto) del que probó el sabor del jamón y langostinos, Juan Lanzas, que hasta un perro traido de Madrid, le sacaron, bajo unos muebles años 50 y le jodieron los derechos a los ratones a roerlos.

    Sepa que cuando le llegan los informes, otros los reciben, igual que usted lo saben interpretar, a Harvard no hace falta ir a por un máster, pero se queda usted, en eso, interpreta eso.

    Le escribí un día, entrara en el tremendo problema de la macroestafa a lo bandolero de las preferentes, los que antes eran personas, “empresarios” de la banca, a los que en lugares tomando algo se les saludaba, estos sinvergüenzas, han desaparecido del mapa jaenero, para que no les partan una pierna, o no invitarlos a un cubata de laxante.Unos estirados tios, con más estiradas parejas, pijas que en Jaén han dejado una enorme procesión de robados enorme.Llámelo a pobres ancianos que les han volado los ahorros.

    Decirle a usted, establezca prensa provincial contraria al sistema de muermo casi acorde a la mediocridad mafiosa política, en invitarlo a que lo echen a la calle. No seré yo quien le convenza, pero deje por sentado que poético es su cuento de rincones castizos jaeneros, pero no quiera convencer que los claroscuros que observa, la belleza de los ángulos de sombra,la sombra de Atenea, eso consuela a quien en su casa,están apretados como piojos por vivir con la paguilla de los viejos. Sabe que las ferias son mejores a quienes mejor las pasa…

    Sepa que lo creo lo tiene bien analizado, que en la tierra ( la mía ) del ¡¡¡¡yo como vivo tan agustico…no me meto en gangarreras de naide ¡¡¡¡

    Eso, del vivir “tan agustico”. Tanto que en la mente tenemos el gris del cemento de estar y seguir en el eterno muermo que nos carasteriza per secula seculum…

  4. Anunció si la mente no me falla, el botarate este de alcalde unas exóticas inversiones a lo Miami, de Parque Comerciales, metiendo santos por medios, de si Santos Reinos, juntos, de miles de puestos de trabajo.

    Me imaginé se había ido a China, a buscar oportunidades de negocios, al arrollador sistema invasivo chino en Europa, enormes superficieles comerciales todas juntas, con el cero de industria y servicios que tenemos, y que imaginé seria gratis enseñando el dni, porque si no se trabaja haciendo ruedas, o sillas, no se tiene para comprar en estos paraísos que este moisés político anunció aporreando tantas ollas, que por poco nos deja sin cosas de cocina.

    Era tan sublime, de Cerro del Castillo,Castillo,Arco de Jesús,Camarín y la biblia en verso la noticia, que ya me propuse que las aceitunas de cornezuelo tomar la iniciativa de declararlas denonimación de origen.

    Y como dice eso de creer con la cabeza alta todo lo que se escucha, estoy a la espera si meto otra canciocilla a lo leo.

    Si el que suelta el mensaje se escucha, no le importa a los demás tenga la cabeza en la posición que sea. A este Líder, le pusieron una de cartón, o es que es así de cagar esos pedos, porque es para darle el timo de la estampita.O es tonto el tio y le importa el sueldo de tantos cargos como ostenta.

    Después de todo, qué importa si vivimos tan agustico ( el que puede o aparenta).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *